El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y las autoridades sanitarias de los Estados Unidos, han emitido un comunicado sobre la investigación que están llevando a cabo por la aparición de un gran número de casos de brucelosis  por consumo de leche cruda que mantiene a 19 estados en alerta.

La leche cruda, es aquella que no ha sido sometida a un tratamiento térmico con el fin de destruir la carga microbiana.

Pero hervir la leche no asegura la destrucción de todos los agentes patógenos, únicamente reduce la carga microbiana, es la pasteurización la que permite destruir estos agentes (como las bacterias del género Brucella responsables de la brucelosis) alterando lo mínimo la composición físico-química de la leche.

El consumo de leche cruda es una práctica que se está extendiendo a un velocidad alarmante, mediante la cual, los consumidores corren el riesgo de padecer intoxicaciones alimentarias provocadas por la presencia de diferentes microorganismos patógenos.

Esta corriente ha hecho necesario que la FDA (Food and Drug Administration) emita a través de su página web un comunicado, desmintiendo la teoría sobre los productos pasteurizados causantes de alergias e intolerancias como alegan algunos seguidores de esta tendencia.

Buscando el voto

En nuestro país, esta práctica también supone un riesgo. Esta semana el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, en un acto populista durante un concurso de ordeño, bebió leche recién ordeñada sin tratar y publicó en las redes sociales “De la ubre a la panza”, desatando una gran polémica por los peligros asociados.

¿Qué dice la normativa?

En España, el Real Decreto 640/2006, de 26 de mayo, por el que se regulan determinadas condiciones de aplicación de las disposiciones comunitarias en materia de higiene, de la producción y comercialización de los productos alimenticios, prohíbe el suministro directo por parte del ganadero de pequeñas cantidades de leche cruda al consumidor final o a establecimientos de venta al por menor.

Mientras que el Reglamento (CE) nº 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal permite comercializar la leche siempre que se cumplan las condiciones de producción, conservación y etiquetado detalladas en esta disposición.

De esta manera, acogiéndose al reglamento, en 2018 se aprobó en Cataluña un decreto sobre la venta directa de leche cruda de vaca.

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,



1
Dejar una respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más mediático
0 Autores de comentarios
Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
trackback

[…] viaja o mientras usa el transporte público, si lo haces estarías demostrando malos modales. La comidaque se vende en la calle debe comerse de pie y los bocadillos o bebidas de máquinas expendedoras […]