Veganismo

En Italia, una mujer vegana ha sido condenada a pagar 400€ por amenazar a su madre con apuñalarla con un cuchillo porque estaba preparando salsa boloñesa.

La hija que se había mudado a vivir con su madre recientemente, ha declarado que evita el contacto con productos de origen animal y el aroma a salsa boloñesa que había en la casa estaba impidiendo que cumpliese con sus principios vinculados a su decisión de llevar un estilo de vida vegano.

¿Alimentación o moda?

Esta noticia es un ejemplo de la actual corriente que existe dentro del veganismo. Ser vegano es optar por una filosofía basada en unos principios éticos que no sólo llevan a no tomar alimentos de origen animal, a diferencia de la alimentación ovogeteraniana y lactovovegetariana en la que se incluyen lácteos y huevos, sino que se corresponde con una lucha en contra de toda acción que suponga crueldad animal.

El problema radica en la desinformación, tomar esta decisión supone dejar de ingerir muchos nutrientes que necesitamos, como la vitamina B12 y que se encuentran en los alimentos de origen animal; por lo que el cambio de alimentación debe hacerse paulatinamente y siempre supervisado por profesionales en nutrición humana y dietética.

Además, no debemos olvidar que este tipo de decisiones deben tratarse desde la tolerancia respetando tanto a las personas veganas como a las que han decidido optar por una alimentación que incluya productos de origen animal y nunca deberían suceder hechos como el que se ha dado en este casa italiana.

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,