La Guardia Civil en colaboración con el Servicio de Inspección Veterinaria de Guardacostas de la Xunta, ha inmovilizado 153,5 toneladas de cigalas en una empresa de A Coruña.

Se trata de la segunda fase de la operación Pinza Roja llevada a cabo el pasado julio, interviniéndose 45 toneladas de cigala. Esta segunda fase se inició cuando la Guardia Civil tuvo nuevos indicios de irregularidades en la comercialización de cigalas.

Cigalas sin garantía sanitaria

La inspección se desarrolló en las instalaciones de la empresa distribuidora ubicada en el puerto de A Coruña, en la que se inmovilizaron 863 cajas de cigala congelada almacenadas en las cámaras frigoríficas sin trazabilidad.

Posteriormente, se inmovilizaron 746 lotes de cigala en la empresa congeladora en la que encontraron cantidades de aditivos antioxidantes muy superiores a las que se necesitan para los tratamientos de conservación de marisco.

La trazabilidad permite seguir el producto a lo largo de toda la cadena hasta su llegada al consumidor, de tal manera que ante casos como un producto en mal estado podamos conocer lo más rápido posible en qué punto de la cadena ha ocurrido.

No cumplir con la trazabilidad es un hecho muy grave, ya que supone el incumplimiento de las obligaciones legales recogidas en el Reglamento (CE) n° 853/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2004, por el que se establecen normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal, por el que todos los establecimientos que pongan productos de origen animal en el mercado deben garantizar su seguridad alimentaria.

Investigaciones como la realizada en A Coruña permiten que los productos que no cumplen la normativa y controles establecidos no lleguen a los supermercados.

Pero como consumidores y dado que nos acercamos a las fiestas navideñas en las que el consumo de este tipo de productos se incrementa notablemente, debemos prestar especial atención a la frescura y al etiquetado de estos producto.

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de