La Nueva España

En apenas una semana, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) ha publicado dos alertas alimentarias relacionadas con la presencia de alérgenos no declarados en el  etiquetado.

El pasado cuatro de enero, la Agencia recibía a través del RASFF (Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea) una notificación emitida por las Autoridades Sanitarias de Alemania en relación a la presencia de sulfitos no declarados en un zumo de limón concentrado.

El producto se presenta en una botella de plástico amarillo de 200 ml, de forma ovalada con tapa verde en cuya etiqueta no se mencionan los sulfitos. Estos aditivos, tienen actividad antioxidantes y antimicrobiana por lo que se emplean en la industria alimentaria como conservantes.

En el Anexo II del Reglamento (UE) nº1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor, en relación a los ingredientes de la lista de sustancias o productos que causan alergias e intolerancias que deben declararse de forma destacada figuran los sulfitos.

Por tanto, el zumo no cumple el requisito legal que obliga a declarar estas sustancias en el listado de ingredientes mediante una tipología destacada como las mayúsculas y/o negrita.

Desde la AECOSAN se han facilitado los datos de este zumo de limón concentrado, así como los referidos a la alerta recibida el día 8 sobre cacahuetes no declarados en helados de fresa.

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,