Carne en mal estado

Más de 1000 toneladas de carne han sido inmovilizadas por la Guardia Civil en las localidades valencianas de Alzira y Algemesí y en la localidad madrileña de Alcobendas.

La organización se encargaba de distribuir productos cárnicos como jamones y embutidos caducados por toda España. El pasado junio, la Dirección General de Salud Pública de la Generalitat Valenciana alertaba sobre ocho marcas de fiambres almacenados en el interior de dos naves en condiciones insalubres pertenecientes a un establecimiento ubicado en Alzira que carecían de autorización sanitaria.

Además, estas instalaciones no estaban inscritas en el Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (RGSEAA), incumpliendo de esta manera con el Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero, sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos que establece que toda empresa que tenga por actividad alimentos o productos alimenticios destinados al consumo humano debe inscribirse en el Registro, cometiendo de esta manera un delito contra la salud pública.

¿Cómo operaban?

La organización formada por varias empresas, distribuía productos cárnicos en mal estado utilizando marcas comerciales de otras empresas. De esta forma, se abaratan costes evitando la destrucción del producto caducado y obtenían una fuente de ingresos mediante la introducción en el mercado de productos con la fecha de caducidad manipulada.

La Guardia Civil ha llevado a cabo tres registros y una treintena de inspecciones en diferentes empresas de productos cárnicos en Alzira, Algemesí y Alcobendas, inmovilizándose producto por valor superior a cinco millones de euros.

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de