“Vacas locas”

Las autoridades de Escocia han dado a conocer un nuevo caso de enfermedad de las “vacas locas”.

Desde el Ministerio para la Economía Rural se han tomado medidas en la granja situada en la localidad de Aberdeenshire. Han puesto en marcha el plan de emergencia para la protección de la industria agroalimentaria y la seguridad alimentaria.

“El mal de las vacas locas” pertenece al grupo de enfermedades llamado encefalopatías espongiformes transmisibles (EET). Es una patología degenerativa del sistema nervioso central de los bovinos.

Puede transmitirse a las personas por el consumo de carne de reses infectadas originando la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob. En los años 90 y principios del 2000 causó una de las mayores crisis alimentarias que han ocurrido en Europa.

¿Qué medidas se están aplicando?

La crisis que afectó a Europa originó la necesidad de establecer una normativa específica para el control de las EET desde la granja.

Hoy en día se encuentra prácticamente erradicada gracias a las medidas que se llevan adoptando desde 1990 para proteger la salud humana y animal del riesgo frente a las EET.

Estas medidas se encuentran recogidas en el Reglamento (CE) nº 999/2001 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de mayo de 2001, por el que se establecen disposiciones para la prevención, el control y la erradicación de determinadas encefalopatías espongiformes transmisibles y se aplican en la producción y puesta en el mercado de los animales vivos y de los productos de origen animal.

Desde Sanidad avisan que debido a la rápida actuación ante la situación de emergencia, no existe riesgo para los consumidores. Actualmente se está investigando el origen del brote.

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,

Noticias relacionadas que pueden ser de interés:



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de