Origen de la leche que consumimos

El Consejo de Ministros aprobó el pasado lunes el Real Decreto 1181/2018, de 21 de septiembre, relativo a la indicación del origen de la leche utilizada como ingrediente en el etiquetado de la leche y los productos lácteos.

Esta norma surge tras una intensa lucha por parte de los productores del sector lácteo. Dichos productores demandaban la necesidad de medidas para promover el consumo de leche de origen nacional.

De esta forma, la leche, uno de los productos más importantes del sector lácteo, se une a muchos otros alimentos que podemos encontrar en los supermercados, como pueden ser la miel o el aceite de oliva, obligados a informar de su origen.

¿Qué nos vamos a encontrar en el etiquetado?

Dentro de cuatro meses, tiempo establecido para la entrada en vigor, se indicará el país de ordeño y/o transformación de la leche y de aquellos productos lácteos en los que este ingrediente suponga más del 50% de su composición (quesos, yogures, etc.).

Cuando sea únicamente España, deberá indicarse “España” no pudiéndose utilizar la mención “UE”. Cuando se trate de productos en los que el país de ordeño y el país de transformación sea distinto deberá indicarse, seguido de cada mención, el Estado Miembro al que pertenece cada uno de ellos o “UE”.

La indicación de origen supone una decisión que se ha tomado en España y difiere de la normativa europea (Reglamento (UE) n o  1169/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2011, sobre la información alimentaria facilitada al consumidor), que lo establece como una acción voluntaria. Por tanto, todos los etiquetados de estos productos que compremos en España, deberán cumplir con esta obligación legal.

Fuente: Cristina Arranz / Técnico de seguridad alimentaria de Ambientum,

Noticias relacionadas que pueden ser de interés: Muere una joven por consumo de alérgenos no declarados,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de