Día Nacional de la Seguridad Alimentaria

Día Nacional de la Seguridad Alimentaria

Sabías que…

Las carnes envasadas al vacío siempre tienen un color azulado característico

La falta de oxígeno en estas carnes produce que los pigmentos que dan el color rojizo a las carnes se tornen azules. Cuando abras el envase el color rojizo característico aparecerá en pocos minutos.

Los aditivos utilizados en los alimentos están estrictamente regulados y son necesarios en muchos de los alimentos que consumimos

Los aditivos tienen suma importancia en la alimentación ya que una gran parte de los alimentos que adquirimos han sufrido algún tipo de transformación y sin los aditivos no los podríamos consumir. Los aditivos están regulados,científicamente evaluados y se utilizan en dosis seguras para el consumo.

Detenerse y mirar la etiqueta del producto que vamos a comprar o consumir es un hábito muy saludable

Leer detenidamente los datos que vienen en la etiqueta de los alimentos: información nutricional, ingredientes, origen… Nos aporta la información real y un gran conocimiento acerca del producto que vamos a comprar o consumir.

Hay alimentos que pueden tener varios años y que conservados en condiciones adecuadas pueden seguir siendo seguros para nuestro consumo

No todos los alimentos tienen una vida útil de días o semanas, hay algunos que debido a su composición pueden tener una vida útil de años (conservados en condiciones adecuadas). Algunos de estos alimentos son la miel, el azúcar, la sal, el arroz, el vinagre, los garbanzos y el café instantáneo.

No se deben lavar los huevos después de comprarlos

El lavado de los huevos puede dañar la cutícula que recubre la cáscara y protege al huevo de la entrada de microorganismos.

Los microorganismos no mueren en la congelación de los alimentos

Durante la congelación, los microorganismos se inactivan pero no mueren, por eso los alimentos se deben descongelar en el frigorífico, para que la temperatura no aumente demasiado y tampoco lo haga el número de microorganismos.

Lo que debes hacer…

Utiliza solo envases aptos para uso alimentario

Revisa la identificación en el envase antes de comprarlo, así te asegurarás que no se producen migraciones de compuestos tóxicos al alimento.

En el supermercado, planifica el orden de compra dejando para el final los productos que requieran temperaturas de refrigeración o congelación

Así evitarás una rotura de la cadena de frío que puede favorecer el desarrollo de microorganismos en el alimento.

Como manipuladores de alimentos debemos lavarnos las manos antes de manipular alimentos

El lavado de manos debe hacerse con agua y jabón, no únicamente con agua.

Cocinando, evita el contacto entre utensilios que utilices para alimentos crudos y alimentos cocinados

Se pueden producir contaminaciones cruzadas.

Compra en establecimientos autorizados

Los establecimientos no autorizados suponen un peligro, ya que no pasan inspecciones de sanidad y se desconoce la procedencia del producto.

Pon fecha a los alimentos que congelas

Es aconsejable poner fechas a los alimentos que congelas, de esta manera, sabes cuánto tiempo llevan congelados y puedes valorar si pueden ser consumidos o no.

Lo que no debes hacer…

En el supermercado, no mezcles productos químicos con alimentarios

Un vertido o la rotura del envase de un producto químico puede contaminar los alimentos.

No descongeles la comida fuera de la nevera

La descongelación fuera de tu nevera permite el desarrollo de microorganismos patógenos y alterantes con mayor facilidad. Ahorrar tiempo puede costar caro.

No debes llevar relojes o anillos cuando manipules alimentos

Puede ser foco de contaminaciones.

No compres productos que presenten cristales de hielo

Los cristales de hielo indican una descongelación incompleta y una recongelación, es decir, indican una pérdida de la cadena de frío.

No abras una lata o bote de conservas hinchado

Las latas hinchadas suelen estarlo por la producción de gas de un microorganismo que las contamina, que puede producir toxinas altamente peligrosas, como el Clostridium botulinum.

No sobrecargues la nevera de alimentos de forma que impidan el flujo de aire

Mantén los alimentos ordenados y la nevera limpia para favorecer un funcionamiento correcto y evitar posibles contaminaciones.

No mantengas los alimentos en la misma lata una vez abiertos

Puede oxidarse y producir componentes químicos nocivos. La comida enlatada una vez abierta debe guardarse en recipientes herméticos en refrigeración.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de