La actuación, que complementa el programa iniciado la semana pasada en otros cuatro ayuntamientos gallegos, permitirá la prueba y evaluación de las últimas tecnologías en iluminación. En este caso, se implementarán balastos electrónicos regulables, que son las partes de las luminarias encargadas de suministrar la corriente y la tensión adecuada de arranque y funcionamiento. De este modo, se aspira, una vez más, a reducir costes energéticos y económicos, potenciando el uso racional de la energía al tiempo que se mejora la calidad del servicio público.

Así, y tras el convenio firmado ayer, se instalarán en los tres ayuntamientos más de 1.200 balastos, aspirándose a reducir sustancialmente los consumos energéticos en las zonas incluidas en el estudio. En total, se prevé un ahorro energético conjunto próximo a los 450.000 kWh/año, lo que significaría conseguir una merma de entre el 55% y el 65% con respeto a los consumos actuales, ahorrándose, en las zonas de actuación, más de 76.000 euros por ejercicio. Además, se evitará la emisión a atmósfera de 157.000 kg de CO2 por ejercicio, cifra equivalente a la plantación de 7.900 árboles.

Con la materialización de este acuerdo, se adoptan importantes medidas de promoción del ahorro en la administración local, donde el contacto con el ciudadano es directo y, por lo tanto, dichas medidas tienen un mayor grado de visibilidad y repercusión pública. El proyecto piloto tiene un coste total de 145.000 euros, de los que el Inega aporta el 40% y RAT Light Systems costea el 60%, siendo responsabilidad de los ayuntamientos a instalación de los balastos proporcionados.

Otras actuaciones

De este modo, el departamento que dirige Javier Guerra continúa prestando una especial atención al fomento del ahorro y la eficiencia energética en los ayuntamientos. En estos momentos se está colaborando ya con otros cuatro municipios –Boiro, Taboada, Pontedeva y Nigrán- en la ejecución de otro proyecto piloto que los dotará de lámparas de última generación que permitirán ahorros energéticos de hasta un 75%.

Asimismo, en el último año, además de desarrollar un amplio programa de ayudas para el ahorro y la eficiencia energética en los municipios gallegos, el Inega puso uno marcha una aplicación informática para que estos puedan optimizar su factura eléctrica, y un servicio de asesoría para ayuntamientos que resuelve las distintas dudas que surgen en el ámbito energético.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de