PIXABAY

Analizar las posibles causas y soluciones para reducir la presencia de elefantes en las parcelas de cultivo de subsistencia en el sur de Tanzania es el objetivo fundamental de un estudio que han llevado a cabo investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), en colaboración con investigadores de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA-CSIC). Los resultados que han obtenido permiten cuantificar la idoneidad de diferentes estrategias para mitigar los desafíos de la coexistencia entre humanos y vida silvestre en el continente africano.

El elefante africano, un animal emblemático por su inteligencia y por ser el animal terrestre vivo más grande del mundo, está viendo su hábitat colonizado por infraestructuras y tierras de cultivo debido al desarrollo y crecimiento de la población humana africana. Esta colonización ha generado un mayor contacto entre elefantes y humanos que ha producido inseguridad en los agricultores al ver en peligro su sustento o incluso su integridad física. Estos incidentes son, junto con el furtivismo, la mayor amenaza para la conservación del elefante africano a largo plazo, y por eso es importante trabajar para evitar la presencia de elefantes en zonas de cultivo.

Elefantes

Como un primer paso para entender qué lleva a los elefantes a acercarse a los cultivos, investigadores de la ETSI de Montes, Forestal y del Medio Natural (ETSIMFMM) de la UPM, llevaron a cabo un estudio para analizar las parcelas de cultivo afectadas con el fin de identificar qué cultivos eran preferidos por los elefantes.

La abundancia de cultivos preferidos por los elefantes fue el factor clave para determinar el daño que los elefantes causaban en una parcela, seguido de lejos por la cercanía a puntos de agua. Curiosamente, los elefantes prefieren alimentarse de batatas, bananas, cacahuetes, calabazas o maíz, mientras que muy rara vez comen otros cultivos como tabaco, sésamo o girasol. Por eso reducir la presencia de cultivos preferidos por los elefantes del área de cultivo podría reducir el daño que estos generan.

En el sur de Tanzania, como en otras partes de África, hay muy poca financiación destinada a proteger los cultivos por parte del gobierno, lo que hace especialmente importante que los agricultores estén dispuestos a implementar medidas para reducir la presencia de elefantes en sus parcelas sin dañar a los animales.

Para determinar qué medidas son las más apropiadas para reducir estos daños, el equipo de investigación de la UPM, junto a otros investigadores de la UCM y del INIA, estudió un conjunto de posibles actuaciones y analizó su eficacia y aceptación por parte de los guardabosques (rangers).

Rangers

Los rangers, son la plantilla técnica encargada del monitoreo y protección de fauna, pero también de promover la convivencia pacífica entre comunidades locales y fauna salvaje. Son los representantes de la conservación de la fauna para las comunidades locales y tienen una amplia experiencia en trabajar mano a mano con los locales y en gestionar situaciones con elefantes fuera de las zonas protegidas.

“Recopilar y reconocer el conocimiento de los rangers sobre la idoneidad de las posibles soluciones locales podría contribuir a la planificación e implementación exitosa de medidas que reduzcan los efectos causados por los elefantes a los agricultores”, apunta María Montero, investigadora de la UPM que ha participado en el estudio.

Los resultados de la investigación señalan que la medida más apoyada por los rangers es que los agricultores construyan vallados de tela bañada en chili y aceite de motor, con ayuda y apoyo técnico del gobierno o las ONGs.

Otras medidas que se consideraron interesantes fueron cambiar a cultivos que los elefantes prefieren menos, o instalar vallas con colmenas de abejas ya que los elefantes las temen, o cambiar los cultivos a lugares con menos presencia de elefantes, lo que conllevaría un cambio sustancial en el modo de vida de los agricultores locales. Otras medidas que aplican comúnmente los agricultores como vigilar los cultivos por la noche o hacer ruido para ahuyentar a los elefantes, fueron las medidas que menos prefieren.

“Se necesitan con urgencia iniciativas y compromisos de la población local, en definitiva, estrategias basadas en la comunidad, que promuevan la coexistencia entre humanos y vida silvestre”, concluyen los investigadores.

Fuente: UPM,

Artículo de referencia: https://www.upm.es/?id=1c594cb3d08ac710VgnVCM10000009c7648a____&prefmt=articulo&fmt=detail,



2
Dejar una respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
1 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más mediático
2 Autores de comentarios
Maria MonteroAntonio Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Antonio
Huésped
Antonio

¿¿¿Vallados con descargas eléctricas alimentados por paneles solares???

Maria Montero
Huésped
Maria Montero

Hola Antonio. Los vallados electricos pueden funcionar y funcionan en algunos casos pero presentan algunos problemas…afectan a más fauna, necesitan un alto mantenimiento y capital inicial para instalarlas y los elefantes las rompen tirando árboles o usando los colmillos si de verdad necesitan pasar o están interesados en lo que hay al otro lado