PIXABAY

Un grupo de científicos ha firmado un informe en la revista Science en el que subrayan la necesidad de un tratado global vinculante para la eliminación gradual de la producción de nuevos plásticos antes de 2040. Este acuerdo, según los autores, pondría límites y controles como solución al problema de la plaga de la contaminación por plásticos en océanos y superficies.

Desde la década de 1950 se han producido alrededor de 8 mil millones de toneladas de plásticos. Los efectos están en todas partes. Uno de los autores de los informes, Nils Simon, señala: «Los plásticos se encuentran en cantidades cada vez mayores en todo el mundo, incluso en entornos terrestres e incluso dentro del cuerpo humano».

Los autores dicen que las mismas propiedades que han hecho del plástico un material moderno aparentemente esencial también lo convierten en una grave amenaza ambiental.

El editor senior de Science, Jesse Smith, escribe: «En cuanto a muchas nuevas tecnologías, su desarrollo y proliferación ocurrieron con poca consideración por sus impactos, pero ahora es imposible negar su lado oscuro a medida que enfrentamos un problema de contaminación plástica en rápido crecimiento. El tiempo de prevenir la contaminación por plásticos ha quedado atrás, el momento de cambiar el futuro de los plásticos en nuestro mundo, sin embargo, es ahora».

El informe pide un nuevo tratado global que cubra todo el ciclo de vida de los plásticos, desde la extracción de las materias primas necesarias para su fabricación hasta su proceso de reciclaje.

Los plásticos en datos

La mayor proporción de residuos plásticos proviene de materiales de embalaje (47%), mientras que los textiles son responsables del 14% y el transporte del 6%. Cada año, el 3% de los residuos plásticos de todo el mundo terminan en los océanos. En 2010 este dato ascendió a unos 8 millones de toneladas de plástico.

Sin embargo, la producción de plástico ha seguido aumentando. En 2019, se produjeron 368 millones de toneladas de plásticos recién fabricados o vírgenes. Para 2050, la producción de plástico nuevo a partir de combustibles fósiles podría consumir entre el 10% y el 13% del presupuesto mundial de carbono restante permisible para garantizar que las temperaturas no aumenten a más de 1,5ºC por encima de los niveles preindustriales, como exige el acuerdo climático de París.

Peticiones del informe

El informe publicado en la revista Science pide la eliminación gradual de la producción de plástico recién fabricado o virgen para 2040.

Del mismo modo, cree necesaria la creación de una economía circular para el plástico, incentivando la reutilización y el recambio y la eliminación de volúmenes sustanciales de contaminación plástica. Por último, propone iniciar una limpieza a nivel mundial de los residuos plásticos, tanto en los océanos como en superficie terrestre.

Nils Simon concluye:

«La contaminación plástica representa una amenaza considerable, aunque aún no se entiende completamente, para el medio ambiente, las especies y los hábitats, así como para el patrimonio cultura. Sus impactos sociales incluyen daños a la salud humana, en particular entre las comunidades vulnerables, y conlleva costes económicos sustanciales que afectan especialmente a las regiones que dependen del turismo.

«Abordar estos desafíos requiere un enfoque transformador que facilite las medidas para reducir la producción de materiales plásticos vírgenes e incluya pasos equitativos hacia una economía segura y circular para los plásticos».

Fuente: The Guardian, Javier López de Benito / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/tratado-mundial-para-eliminar-nuevo-plastico/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de