FUENTE: PIXABAY

Saber el consumo de un coche eléctrico es un factor clave antes de realizar la compra de cualquier modelo. Es algo igual de relevante que saber cuánto combustible consume un coche con motor tradicional, de hecho, es lo más parecido. Muchas empresas y fabricantes suelen facilitar esta información, aunque a veces los datos que dan no son fáciles de entender, lo que invita a usar algún tipo de guía o referencia.

Lo bueno de conocer el consumo de tu VE es que también podrás saber de antemano cuántos kilómetros reales será capaz de recorrer con una sola carga. Así se pueden trazar mejor las rutas en caso de tener que hacer un viaje por carretera, o también predecir cuánto energía eléctrica te tocará pagar en caso de que recargues en casa. ¿Te interesa todo esto? Pues, en ese caso, solo tienes que seguir leyendo.

Las claves para calcular el consumo en un vehículo eléctrico

Para hacer este cálculo, toca desempolvar un poco las nociones matemáticas y/o tener una buena calculadora a mano. No te preocupes, solo hay que hacer un par de operaciones sencillas para determinar con precisión cuánta electricidad gasta un vehículo eléctrico. Cuando se miran las características de cualquier modelo, se suelen dar dos datos. Por una parte, se facilita la capacidad de su batería, generalmente medida en kWh. Por otra parte, se da también el consumo de kWh por cada 100 kilómetros. ¿Y qué hacemos con ambos? Dividir el primero entre el segundo.

Hay que dividir, y además de forma directa, la capacidad de la batería en kWh entre el consumo de kWh/100 kilómetros. Para ilustrarlo mejor, cojamos un ejemplo. Imaginemos que compramos un coche con una batería de 60 kWh y con un consumo de 10 kWh por cada 100 kilómetros. Si hacemos una división directa, sería lo siguiente: 60 / (10/100). Quienes recuerden bien cómo se dividen fracciones, sabrán que esto es lo mismo que dividir 60 entre 10 y multiplicar por 100. El resultado entonces nos daría una autonomía de 600 km.

¿Y si tuviéramos la autonomía y la batería y quisiéramos calcular el consumo? Esa es la pregunta por la que estamos aquí, y la que obliga a seguir un proceso parecido. Lo único que tendrías que hacer es dividir la capacidad de la batería entre la autonomía y multiplicar por 100. Siguiendo el ejemplo anterior, habría que dividir los 60 kWh de la batería entre los 600 km y multiplicar este resultado por 100. ¿Qué quedaría? Pues el resultado de (60 / 600) x 100, que es ni más ni menos que 10 kWh por cada 100 kilómetros. ¡Así de sencillo!

Con esto sabrás o bien cuánta distancia puede recorrer el vehículo eléctrico o bien cuánto consume realmente. Aunque recuerda que todo esto es nominal y orientativo. Es el consumo ideal. El tipo de terreno y las condiciones meteorológicas, incluso el estado del vehículo. Todo esto afecta también al consumo real, pero esta operación te da el referente adecuado a tener en cuenta para decidir tu compra.

Fuente: Redacción Ambientum



0 0 votes
Article Rating
Suscribir
Notificar de
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments