La movilidad eléctrica es una realidad desde que la Unión Europea aprobara en junio de este año la prohibición de vender vehículos nuevos con motor a combustión en el 2035. Tenemos una agenda que cumplir, y aunque parece que queda mucho, lo cierto es que no es tanto. El Gobierno ya hace tiempo que ha tomado cartas en el asunto, así, el Plan MOVES III que se lanzó en 2021, ese que contaba con 400 millones de euros en ayudas para fomentar la venta de los coches eléctricos e instalaciones de puntos de recarga, ahora se ampliará con 235 millones de euros.

El Plan MOVES III

A comienzos del 2021, el Gobierno aprobó un plan de ayudas para la compra de vehículos eléctricos, tanto por parte de particulares como por empresas. Este plan, conocido como Plan MOVES III, también incluía una partida especial para subvencionar las instalaciones de puntos de recarga eléctrica. Un claro movimiento por parte del Gobierno para incentivar la movilidad eléctrica que contó con una inversión inicial de 400 millones de euros.

En ese momento, el Ejecutivo ya indicó que, dependiendo de la demanda que se registrara, se podría aumentar el presupuesto inicial hasta alcanzar los 800 millones de euros. De este modo, el presidente del Gobierno anunció en el mes de junio que el Plan MOVES III se ampliaría en 235 millones de euros. El motivo es que el presupuesto por comunidades se ha agotado prácticamente en todas ellas.

Reparto por comunidades

Aragón, Canarias, País Vasco, Navarra y Valencia serán las comunidades que recibirán una ampliación de este plan. Las ayudas en estas comunidades irán destinadas tanto a impulsar la compra de vehículos eléctricos, como para la instalación de las infraestructuras necesarias para habilitar las recargas de estos vehículos. El aumento de estos fondos será de 101,47 millones en estas comunidades, aunque el 42% de este presupuesto irá directamente a la Comunidad Valenciana.

Hay que tener en cuenta que este incremento se suma al incremento que el Gobierno ya había anunciado el pasado mes de abril, momento en el que se aumentaron las partidas presupuestarias para Madrid, Castilla y León, Cataluña y Baleares.

La comunidad que más dinero ha recibido para estas ayudas ha sido Cataluña, con 131,17 millones. Le sigue Madrid con unos 87,9 millones y en tercera posición se encuentra Valencia, con 85,26 millones de euros.

Los aumentos que se están dando están sujetos a la aceptación por parte de los ciudadanos. Un cambio que ya se puede apreciar en el tráfico de las grandes ciudades. Asimismo, teniendo en cuenta las declaraciones del Gobierno hace un año, aunque ya se ha ampliado sustancialmente el presupuesto, podría seguir ampliándose hasta alcanzar los 400 millones más desde la primera cifra.

Así son las ayudas del Plan MOVES III

Cambio de vehículo

Comentábamos que este plan se centra en dos ayudas claras y diferenciadas. La primera de ellas es para la adquisición de vehículos eléctricos. El Plan MOVES III ofrece ayudas de hasta 7.000 euros a las personas que quieren comprar un turismo eléctrico y achatarren otro que tenga más de siete años. En el caso de que no se achatarre ningún coche viejo, esta ayuda será de 4.500 euros.

Las furgonetas eléctricas también recibirían ayudas, en este caso de hasta 9.000 euros. Asimismo, en el caso de las motos eléctricas, estas ayudas serían de 1.300 euros, siempre que, como en el caso de los turismos, se achatarren vehículos de más de 7 años de antigüedad.

Puntos de recarga

La segunda partida presupuestaria va dirigida a las instalaciones de puntos de recarga. El Plan MOVES III es muy ambicioso en este aspecto, pues pretende cubrir hasta el 70% del coste de instalación de los puntos de recargas tanto para particulares, comunidades de propietarios, autónomos y entidades locales.

En el caso de las empresas, podrán cubrir hasta el 35% del coste de estas infraestructuras de acceso público, siempre que la potencia sea mayor o igual a 50kW. En las potencias inferiores a 50kW el porcentaje que se podría cubrir sería del 30% del coste total.

Límites del Plan MOVES III

Existen, no obstante, algunos límites que tenemos que tener en cuenta. Uno de ellos es que este plan establece límites en el precio de los vehículos subvencionables. Así, en el caso de los turismos, el precio que se establece como límite será de 45.000 euros sin IVA. Si se trata de coches de entre ocho y nueve plazas, el límite ascenderá a 53.000 euros.

En el caso de las motocicletas eléctricas, nos encontramos con un límite máximo de 10.000 euros.

Asimismo, hay que señalar que los híbridos enchufables con autonomía de hasta 90 kilómetros también cuentan con ayudas. Estas ayudas ascienden a 2.500 euros. En el caso de que el comprador achatarre un coche de más de 7 años de antigüedad, la subvención puede alcanzar los 5.000 euros.

Fuente: Redacción Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de