El presidente de la Asociación CAAE ha presentado en Córdoba las “Normas de responsabilidad social para empresas ecológicas". Francisco Casero ha estado acompañado por la secretaria general del Medio Rural y la Producción Ecológica, Mª Isabel Salinas, y el delegado provincial de Agricultura, Francisco Zurera.

El presidente de la Asociación CAAE, Francisco Casero Rodríguez, ha presentado en la delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Córdoba las "Normas de responsabilidad social para empresas ecológicas" y el balance de la Asociación CAAE correspondiente a 2011. La entidad, que celebró su vigésimo aniversario en 2011, cerró el ejercicio con más de 900.000 hectáreas certificadas y superó los 11.900 operadores inscritos. A comienzos de 2012 ha puesto en marcha unas normas de responsabilidad social dirigidas a empresas ecológicas, desarrolladas con la colaboración de la Consejería de Empleo. Francisco Casero ha destacado que esta nueva certificación supone un paso más para el sector ecológico, de hecho es un referente en Europa, ya que no se hace en ningún otro lugar. Se trata de unos estándares propios desarrollados por la entidad que ofrecen a las empresas con certificación ecológica la posibilidad de contar con un distintivo que acredite el cumplimiento de estos requisitos sociales, económicos y ambientales. El presidente de la Asociación CAAE ha señalado que estas normas "dan respuesta a necesidades sociales y medioambientales a través de un comportamiento transparente y ético".

Por su parte, la secretaria general de Producción Ecológica de la Junta de Andalucía, Mª Isabel Salinas, ha querido "respaldar sin fisuras" estas normas de certificación social y ha destacado que es "algo demandado en la Unión Europea, en nuestros mercados" y que una vez más el sector ecológico se adelanta al futuro, ya que somos pioneros en responsabilidad social y ambiental, que junto con la certificación ecológica será una "magnífica combinación". La secretaria general ha visitado también la almazara ecológica Cortijo Suerte Alta (Baena, Córdoba) y ha mantenido una reunión en la Universidad de Córdoba sobre la redacción del Plan Director del Olivar.

La Asociación CAAE ha puesto en marcha estas normas tras cerrar el año de mayor crecimiento de la entidad en 2011, coincidiendo con su vigésimo aniversario. La presentación en Córdoba de estas normas está avalada por la importancia de la provincia en el sector ecológico: Córdoba es la provincia andaluza con más operadores certificados (1.682) y la tercera en superficie ecológica (114.117,13 hectáreas), tras Jaén y Huelva. En la provincia hay inscritas 126 empresas dedicadas a la elaboración, comercialización e importación de  alimentos ecológicos. Según las estadísticas de la Asociación CAAE, Córdoba ha registrado en 2011 un incremento del 18,37% en operadores y un 22,11% en superficie ecológica certificada.

Con el desarrollo de estas normas, la Asociación CAAE “pretende que las organizaciones que se encuentran certificadas en producción ecológica alcancen la excelencia, conociendo y considerando su entorno social y ambiental, actuando de manera ética y transparente, asumiendo su rol de motores del desarrollo sostenible en sus lugares de implantación y aprovechando la ventaja competitiva basada en el compromiso con la sociedad y el medio ambiente”. Así, las normas complementan el valor “ecológico” con valores y principios adicionales en los ámbitos social, económico y ambiental.

Las normas desarrolladas por Asociación CAAE se han estructurado en cinco bloques de requisitos: sociales, ambientales, de gestión y desempeño económico, de calidad y generales de responsabilidad social. Las empresas que apuesten por esta certificación contarán con un distintivo que acreditará el cumplimiento de estas normas y encontrarán beneficios en distintos ámbitos: relacionados con su propia gestión empresarial, medioambientales y sociales. Medioambientalmente, la aplicación de estas normas reduce gastos energéticos asociados a la eliminación de residuos o descontaminación, optimiza el consumo de recursos y detecta los principales riesgos ambientales asociados a la actividad de la empresa. En este sentido, la implantación de estas normas contempla, entre otros requisitos, la atención especial al impacto medioambiental de las actividades desarrolladas por la empresa como el consumo energético y de recursos hídricos o el calculo de la huella de carbono y la generación de residuos.

Las normas también estipulan explícitamente que las empresas adheridas, a través de su labor de producción ecológica, participarán y fomentarán el desarrollo del entorno local donde se ubican sus centros productivos. Asimismo, se incluye la relación laboral entre empresa y trabajadores, en referencia a medidas de conciliación familiar, igualdad de oportunidades y no discriminación, y otras disposiciones complementarias a las leyes vigentes en materia de derechos humanos, sociales y laborales.

En definitiva, a través de la implantación de estas medidas se pretende propiciar una gestión más transparente para todas las partes interesadas y un reconocimiento social para la empresa, que se traduce en una visión positiva de la marca asociada a ella y a sus actividades y productos.

Las “Normas de responsabilidad social para empresas ecológicas” han sido desarrolladas por la Asociación CAAE, con la financiación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de