Bajo la denominación "Monte Siglo XXI" se engloba un proyecto pionero en restauración forestal que apuesta por crear un nuevo modelo de monte mediterráneo más heterogéneo, abierto, diverso y resistente a los problemas ambientales derivados del cambio global, como pueden ser los incendios, la subida de temperaturas, la sequía o la erosión.

Luchar contra el cambio climático

Según el consejero, esta experiencia, ensayada en Sierra Nevada, pretende aprovechar las posibilidades que ofrecen los ecosistemas para luchar contra el cambio climático, potenciando su función de sumidero de CO2 y de freno a la desertificación. Díaz Trillo ha subrayado que el proyecto viene respaldado por el aval científico que representa ser una de las actuaciones promovidas por el Observatorio de Cambio Global.

El consejero ha indicado que se están empleando unas técnicas destinadas a la naturalización de estos enclaves, aprovechando la propia dinámica natural de los procesos ecológicos, mejorando su heterogeneidad espacial, las condiciones de los hábitats, la diversidad de sus funciones y los distintos aprovechamientos.

Así, los trabajos, con una inversión de 4,1 millones de euros, van dirigidos también a la prevención de incendios, con la configuración de estructuras arbóreas y vegetales en las que la propagación del fuego sea más dificultosa. Además, estas tareas mejoran el estado sanitario de las masas forestales y disminuyen el número de árboles enfermos y debilitados.

Al respecto, el titular de Medio Ambiente ha remarcado que el objetivo del proyecto pasa por implantar un modelo forestal que facilite la prevención y control de los incendios, que contribuya a potenciar las múltiples funciones y usos de estos espacios y que incremente sus valores ecológicos y su biodiversidad.

Día Mundial de la Biodiversidad

Por otro lado, y coincidiendo con la semana en que se celebra el Día Mundial de la Biodiversidad, la Consejería de Medio Ambiente ha liberado un ejemplar adulto reproductor de águila culebrera tras su paso por el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) "El Blanqueo" de Granada.

Éste ha sido uno de los 584 ejemplares manejados en el CREA de Granada el pasado año. Al igual que esta águila culebrera, cerca de la mitad de los ejemplares que permanecieron ingresados en 2009 en este centro han sido recuperados y devueltos al medio natural.

En lo que va de año han ingresado 111 animales, de los que muchos ya se han restablecido y han sido liberados, mientras que otros individuos permanecen en fase de recuperación. Los datos parciales correspondientes a 2010 también ponen de manifiesto la importancia que los centros de recuperación cobran para la avifauna, pues más del 90% de los atendidos en el centro granadino son aves.

El águila culebrera está incluida en el Catálogo Andaluz de Especies Amenazadas como "Especie de interés especial". Se trata de una especie migratoria con una considerable presencia en territorio andaluz y muy dependiente de esta región para llevar a cabo sus desplazamientos periódicos. Sin ir más lejos, el Programa MIGRES permitió contabilizar el pasado año 9.000 ejemplares de esta especie en la zona del Estrecho de Gibraltar, un nexo de unión clave entre dos continentes como lugar de paso para millones de aves cada año.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de