El objeto y alcance de esta ITC establece las medidas que los titulares de las instalaciones deberán adoptar para la extinción de grandes incendios de origen externo, la refrigeración del núcleo y de la piscina de combustible gastado, la protección de la contención y la minimización de vertidos radiológicos al exterior.

El proceso que las centrales nucleares deben seguir para la aplicación de esta nueva instrucción es el siguiente:

  • Antes del 31 de diciembre de 2011, el titular de la instalación deberá enviar al CSN un análisis que contenga un estudio de las acciones que se incluyen en la ITC, así como una propuesta que detalle las medidas a implantar y la programación de aplicación.
  • Antes del 31 de diciembre de 2012, el titular de la central deberá haber implantado todas las medidas resultantes de la aplicación de esta ITC.

Para definir las medidas que deben ser implantadas, independientemente del suceso iniciador, el operador de la instalación deberá emplear una metodología que contemple los siguientes aspectos:

  • Mitigación de sucesos más allá de la base de diseño como, por ejemplo, el impacto de un avión comercial.
  • Mitigación de fuegos y explosiones de gran tamaño y larga duración (+48h).
  • Definir estrategia de mitigación individualizada.
  • Garantizar respuestas coordinadas ante situaciones de emergencia.
  • Todo lo descrito en terremotos e inundaciones de la ITC emitida el mes pasado y que desarrolla los procedimientos específicos para grandes incendios.

Esta nueva Instrucción Técnica Complementaria ha sido presentada por la presidenta del organismo regulador, Carmen Martínez Ten, acompañada por directores técnicos de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica, Isabel Mellado y Juan Carlos Lentijo, respectivamente.

En la rueda de prensa, Martínez Ten, ha destacado que las pruebas de resistencia aprobadas ayer por el CSN van más allá de las diseñadas por la Western European Nuclear Regulators Association (WENRA) y por las adoptadas por el European Nuclear Safety Regulators Group (ENSREG) y complementan a las emitidas por el CSN el pasado 25 de mayo.

Igualmente, la presidenta del organismo regulador señaló que estos tests sirven para "reforzar el sistema de seguridad, más allá de las bases de diseño de las centrales nucleares", con el objetivo de incrementar aún más la seguridad del parque nuclear español.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de