La porcicultura es una de las grandes fortalezas del sector pecuario, pues tan sólo al cierre del 2013 se realizaron exportaciones a Japón por más de 400 millones de dólares, reconoció Francisco Gurría Treviño, coordinador de Ganadería de la Secretaría de Agricultura.

En el marco del 13 Encuentro Nacional de Porcicultura, expresó que México tiene un honroso cuarto lugar mundial como productor de alimentos balanceados, que le permiten mantener índices crecientes de producción de carne de res, cerdo y pollo, así como de leche y huevo.

Resaltó que México es uno de los países más destacados en cuanto a productividad porcina, pues cada año se obtienen hasta 40 lechones por hembra, considerado uno de los rendimientos más altos del mundo, mientras que hace años era sólo de la mitad.

Para el 2022 se incrementará la demanda de carne de cerdo, en un volumen de 60 millones de toneladas, lo que abre la posibilidad de que México aporte una buena cantidad de ello.

México, como productor de alimentos balanceados, que le permiten mantener índices crecientes de producción de carne de res, cerdo y pollo, así como de leche y huevo.

“La producción en México de carne de cerdo es de 1.3 millones de toneladas y la perspectiva en la producción, dados los precios decrecientes en los granos, la infraestructura productiva y de proceso, hacen que el sector tenga una perspectiva positiva y de crecimiento, debido a que va a haber una gran demanda de proteína de origen animal y, después del pollo, la carne de cerdo es la más importante”.

Expresó que “los vientos soplan a favor” de la porcicultura mexicana, luego de que el dirigente del sector fue nombrado vicepresidente de la Organización Iberoamericana de Porcicultura.

Al respecto, el presidente de la Confederación de Porcicultores Mexicanos, José Luis Caram Inclán, señaló que su nombramiento es un mecanismo de vinculación que sintetiza la identidad compartida para dar un nuevo impulso colectivo al progreso de los países de la región.

Destacó el interés de formar un bloque de países productores de cerdo para concurrir a los mercados internacionales sin restricciones ni competencias desleales.

Puntualizó que los porcicultores apuestan por invertir en México para atender el reto de la seguridad alimentaria, pero sobre todo reducir la dependencia de la proteína animal, y particularmente la de cerdo, que ya ocupa una tercera parte en la oferta del mercado nacional.

En su participación, el presidente de la Comisión de Ganadería de la Cámara de Diputados, Salvador Barajas del Toro, destacó el compromiso que tiene el Congreso con el sector pecuario del país y garantizó que la propuesta de los diputados es de aumentar los recursos fiscales para fortalecer el programa PROPOR, el cual ha ejercido 75 millones de pesos este año, mismos que serán incrementados para el ejercicio 2015.

“El Congreso apuesta por la porcicultura nacional, que este sector tiene grandes perspectivas de aumentar sus exportaciones a países asiáticos”,comentó el diputado por Jalisco.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de