PIXABAY

El lobo ibérico seguirá protegido frente a la caza en toda España. La propuesta de volver a la situación de hace ocho meses ha sido rechazada en el Congreso con los votos de PSOE y Unidas Podemos, mientras que PP, Vox, Foro Asturias y Partido Regionalista de Cantabria pretendían recuperar el estatus de especie cinegética al norte del Duero. El PP, que ha presentado la Proposición de Ley, ha defendido que el lobo representa un peligro para la ganadería extensiva, por lo que ha pedido volver a la senda marcada por el anterior Gobierno.

La iniciativa, presentada por la diputada del PP Milagros Marcos, pedía sacar al lobo del Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE), en el que está incluido desde el 20 de septiembre de 2021. La propuesta de recuperar el anterior marco normativo está motivada, ha asegurado Marcos, porque «hay 14.000 reses muertas en el último año, 40 al día».

«Los ganaderos lloran de impotencia cada día y viven cada día con el corazón en un puño por un capricho del Gobierno», ha dicho Marcos, quien ha acusado al Ejecutivo de «destruir la ganadería extensiva» con una legislación que «carece de sentido común». Tras presentar un gráfico que refleja el declive de la ganadería excesiva y un incremento en la población de lobos, ha preguntado: «¿Quién necesita protección, el lobo, que ha crecido un 20%, o la ganadería?».

La diputada popular ha señalado que «quieren generalizar el modelo fallido del sur, donde no se puede controlar al lobo, para toda España», y ha subrayado: «Hay más lobos en los pueblos, incluso en manadas de más de 10 por las calles. Algunos han entrado en los domicilios».

Lobo ibérico

En ese sentido, Marcos ha recordado que el pasado mes de agosto, en Pontevedra, una familia encontró a un lobo «junto a la cuna de su hijo», mientras que ella misma, hace unas semanas, vio una manada de lobos mientras corría entre las viñas de su pueblo, ha explicado. Juan López de Uralde, diputado de Unidas Podemos, ha replicado: «Yo le he traído información científica y usted me rebate con que no se quién le dijo no se qué y con que se encontró con 10 lobos haciendo footing».

«Es muy difícil venir con datos y con hechos y rebatir palmotadas en el aire, que es lo que usted hace», ha añadido López de Uralde, quien antes había defendido, en contra de lo expuesto por Marcos, que «la población de lobos en España no está en aumento, según los datos científicos disponibles».

El diputado de Unidas Podemos ha considerado que la población del lobo está «estancada» en la Península, además de haberse «extinguido recientemente en los territorios de Extremadura y Andalucía». Además, ha defendido ante Marcos la norma en vigor porque «es absolutamente imposible que en ocho meses haya tenido ese impacto que usted describe».

Turismo extranjero

«Baste recordar que las tres provincias más despobladas, Cuenca, Teruel y Soria, no tienen presencia del lobo», ha señalado Uralde, y ha argumentado que el lobo «atrae un turismo extranjero con grandes beneficios económicos». Sobre la ganadería, ha defendido que «la ciencia demuestra que la caza del lobo aumenta los daños al ganado», ya que la descomposición de una manada puede dejar a los «individuos aislados y sin otra alternativa» que atacar a las reses, ha sostenido.

Tanto Foro Asturias como el Partido Regionalista de Cantabria, desde dos de las comunidades autónomas que se han posicionado contra la actual normativa, han dado su apoyo a la propuesta del PP. El PNV, por su parte, se ha mostrado crítico con la actual norma, que se ha hecho «desoyendo a las comunidades autónomas» y «no ha funcionado bien», según ha expuesto Joseba Agirretxea, aunque también ha atacado la propuesta del PP por plantear «una regulación básica» para todo el territorio.

Las principales organizaciones ecologistas, que habían pedido a los grupos no apoyar la nueva Proposición de Ley, han celebrado el resultado de la votación y han pedido que se impulse el actual marco normativo. «Esto no se resuelve matando lobos, se resuelve reduciendo los daños y trabajando en los problemas reales que tiene la ganadería extensiva, y ahí es donde no vemos que haya ni intención ni propuestas ni innovación», ha indicado Luis Suárez, coordinador de Conservación de WWF España.

Prevención de daños

«La apuesta es muy sencilla: cuando hay daños hay que pagarlos rápido y de forma justa, y de manera que el ganadero no tenga que cargar con esas consecuencias. Pero, además, hay que trabajar en reducir esos daños, y se reducen con medidas de protección del ganado, como vallados fijos o eléctricos, el uso de mastines o el uso de pastores y ganaderos de apoyo, que también es una forma de generar nuevos puestos de trabajo en el medio rural», ha propuesto Luis Suárez.

«Todas esas medidas se pueden impulsar con apoyo, lógicamente, porque tienen un coste para el ganadero, y eso reduciría muchísimo los daños. Para eso hay que apostar y hay que tener una planificación adecuada, y lo que vemos es que, hasta ahora, hay ayudas en unas comunidades, en otras no, o ayudas parciales, desconexas… No hay una verdadera planificación que vaya a desarrollar estrategias y planes con objetivos claros de reducir los daños», ha criticado.

«Nosotros no queremos que la conservación del lobo sea a expensas de los ganaderos», ha recalcado Luis Suárez. «Es tan importante la conservación del lobo como que haya una ganadería extensiva sana y que se mantenga». Para ello, ha pedido, «lo importante es aprobar una estrategia nacional y luego que las comunidades autónomas pongan en marcha los correspondientes planes regionales, y que esos planes regionales pongan énfasis en las estrategias de prevención y reducción de daños».

Fuente: ÁNGEL DÍAZ / EL MUNDO

Artículo de referencia: https://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/medio-ambiente/2022/05/24/628d0e9dfdddff60a48b45c1.html



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de