Los pasados 23 y 24 de marzo, el Consejo Europeo instó a los estados miembros a llevar a cabo una revaluación de los márgenes de seguridad de las 143 centrales nucleares europeas tras el accidente ocurrido en Fukushima (Japón). De esta manera el pasado 24 de noviembre la Comisión Europea emitió una Comunicación al Consejo y al Parlamento Europeo sobre los informes preliminares elaborados por los países, con un objetivo: contrastar los progresos realizados en el desarrollo de las pruebas de resistencia (“stress-tests”).

En relación con España, la Comunicación presentada por la Comisión Europea contextualiza el alcance de las pruebas a los ocho reactores, además de a la fábrica de combustible Juzbado y apunta que el análisis es "detallado e informativo, con acciones a desarrollar claramente definidas, ajustado al alcance requerido, y progresa conforme a lo establecido". La mención al análisis preliminar realizado por España incluye, además, la identificación de áreas de posible mejora, como las medidas destinadas a incrementar la fortaleza de las centrales españolas frente a terremotos por encima de la base de diseño, las inundaciones, pérdida de corriente eléctrica exterior, pérdida del sumidero final de calor, así como en materia de gestión de accidentes severos.

El Consejo Europeo incluye en sus conclusiones la aplicación de las normas europeas sobre seguridad nuclear y sobre la gestión de los residuos radiactivos. Precisamente, el pasado año se aprobó la Directiva mediante la que se ha establecido un nuevo marco comunitario para la seguridad nuclear de las instalaciones nucleares.

De esta forma, el Consejo Europeo, afirma en su declaración que: “la credibilidad del sistema de seguridad nuclear de la UE se verá fortalecida con el desarrollo continuo del marco regulador en materia nuclear”. 

Asimismo, y recordando las conclusiones que ya emitió en marzo de este año, el Consejo Europeo hace hincapié en los siguientes aspectos:

  • La aplicación plena de las directivas sobre seguridad nuclear así como sobre la gestión segura del combustible gastado y los residuos radiactivos;
  • Se mantiene la prioridad sobre la completa revisión de la seguridad nuclear, teniendo en cuenta la Comunicación de la Comisión del pasado 23 de noviembre, y hasta la entrega del informe definitivo sobre las pruebas de resistencia el próximo junio de 2012;
  • Intensificar los esfuerzos para asociar a todos los países vecinos de la UE en el marco de las pruebas de resistencia para mejorar el marco de seguridad nuclear, tanto en la UE como en el ámbito internacional;
  • Continuar los trabajos sobre las medidas en materia de seguridad nuclear de la UE y sus países vecinos así como la entrega del informe final sobre las pruebas de resistencia en junio de 2012.

Prueba piloto en Luxemburgo

Por otro lado, en Luxemburgo, ha tenido lugar esta semana la primera actividad de la revisión interpares (peer reviews) establecida en el proceso de análisis de las pruebas de resistencia en todas las centrales nucleares de la Unión Europea. Estas pruebas, diseñadas por los organismos reguladores de los estados miembros, han sido ensayadas en el Gran Ducado a través de los informes de los stress-tests elaborados por Reino Unido, Finlandia y Alemania, que se han prestado voluntariamente a someterse a este proceso piloto.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de