Cerca de 300 expertos se reúnen en Madrid para discutir cómo conseguir el jardín más ecológico. Aseja, responsable del encuentro Gestión Sostenible de Espacios Verdes, alerta de que “los ayuntamientos cada vez tardan más en pagar” a los jardineros.

Texto: Eva San Martín

“El
Ahorrar agua es una de las claves del jardín sostenible

“Con la crisis veremos cómo se paraliza el crecimiento de nuevas zonas verdes en las ciudades”, alertó ayer Javier Sigüenza, secretario de la Asociación española de Parques y Jardines (Aseja). Lo hizo durante una tregua en el frenético ritmo que acompañó al primer Encuentro de Gestión Sostenible de Espacios Verdes, que tuvo lugar en Madrid. Cerca de 300 asistentes llenaban la sala de conferencias del hotel Ritz.

Tener un jardín urbano sostenible tiene algunos secretos, que conviene conocer. Buena parte de ellos tiene que ver con la tecnología. Medidores automáticos que detectan la cantidad de agua lluvia, o artilugios capaces de medir la humedad del aire, pueden ayudar bastante. “Además permiten reducir drásticamente el agua que usamos para regar”, recuerda Sigüenza.

“Es triste ver como, en ocasiones, a pesar de que llueve, el riego automático sigue conectado en los jardines”. Siete de cada diez jardines públicos españoles son gestionados por Aseja.

Los ayuntamientos no pagan

Sin embargo, el recorte de las zonas verdes para los ciudadanos no acaba aquí. Las concejalías de medio ambiente se hacen cada vez más remolonas cuando tienen que hacer frente a los salarios de los trabajadores de los jardines, recordó ayer Aseja. Y aunque la gestión de las zonas verdes corresponde a las entidades locales, esto no impide que las administraciones cedan este trabajo a unas segundas manos privadas. “El retraso en el pago de las administraciones públicas se va a llevar por delante a más de una empresa”, sostiene Sigüenza, quien afirma que las esperas pueden llegar a “superar los 90 días”. “¿Cómo vamos a cuidar los jardines si no cuidamos a la gente que trabaja en ellos”, reflexiona Sigüenza.

El jardín sostenible

Para que una zona verde urbana sea “ecológica”, necesita ser sostenible. Esto es, que el ahorro de recursos (agua, jardinería incluso económicos) esté incluido en su funcionamiento. Y, sobre todo, se trata de aplicar tecnología. “Elegir las especies vegetales adecuadas, los abonos y fitosanitarios que más convengan es clave”.

Riego con agua potable

Sin embargo, el camino que queda por delante es aún muy largo. Y no faltan los ejemplos que lo acrediten. Sólo en Madrid, al menos la mitad de los miles de litros que cada día se utilizan para regar los jardines públicos son agua no son reciclada.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de