La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha el Proyecto de Ordenación Forestal de los Montes de Cercedilla y Navacerrada, un plan que incluye actuaciones sostenibles durante los próximos diez años destinadas a la conservación y mejora de todos los montes de utilidad pública, que ocupan una superficie de 5.477 hectáreas, en ambos términos municipales.

Esta iniciativa, que se enmarca en el Plan Forestal de la Comunidad (2000-2019), comprende el desarrollo de tareas selvícolas para la regeneración natural de las masas arboladas, la repoblación de varias zonas con especies autóctonas, la extracción de ejemplares enfermos y muertos, así como actuaciones para la defensa contra incendios y plagas forestales, la protección de la fauna y el mantenimiento de las áreas recreativas.

El Ejecutivo regional considera que la planificación es una herramienta fundamental para una adecuada gestión de los espacios naturales de la Comunidad. Con este plan la onsejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio pretende satisfacer las expectativas y los nuevos retos y demandas que la sociedad plantea en el medio natural de esta zona de la Sierra de Guadarrama, compatibilizando el equilibrio de los ecosistemas y su protección, la mejora del paisaje y de la calidad del aire, y el mantenimiento de los usos tradicionales.

Estudio exhaustivo

Los montes que forman el grupo se encuentran localizados en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y la mayor parte de la superficie del grupo de montes está arbolada, apareciendo como formaciones dominantes el pinar natural de pino silvestre y el rebollar.

El proyecto es resultado de un exhaustivo estudio del medio desde un punto de vista ecológico, paisajístico, de protección, recreativo y productivo. La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha llevado a cabo un inventario del estado natural del suelo, el clima, la vegetación, la fauna, la biodiversidad y el paisaje y, además, se ha realizado un estudio socioeconómico, profundizando en las condiciones económicas de la comarca.

Problemas y soluciones

En el arbolado se han detectado problemas en el proceso de regeneración por semillas propias, problemas de debilidad por envejecimiento o exceso de densidad de pies y escasa diversidad de especies, así como una demanda social creciente del uso recreativo de estos bosques.

Para renovar la masa arbolada la Comunidad realizará tratamientos selvícolas y de clareo para estimular la regeneración natural, repoblará zonas como el Monte Los Almorchones, plantará especies autóctonas de diferentes edades y otras con escasa representación, y vallará las zonas en regeneración. Las áreas a regenerar permanecerán acotadas al pastoreo y al paso de personas hasta que su desarrollo esté consolidado.

Asimismo el plan contempla actuaciones de mejora de las masas arboladas mediante acciones de control de la competencia, controlando la acumulación total de biomasa y favoreciendo el desarrollo de los mejores individuos para prolongar su vida más tiempo y en mejores condiciones.

También se llevará a cabo la extracción de los árboles decrépitos, moribundos o enfermos, y parte de los pies muertos. De este modo se reduce el riesgo de mortandad en la masa por accidentes metereológicos o incendios, se eliminan los posibles focos de plagas y, a la vez, se mejoran las condiciones para la renovación de la masa forestal.

Lucha contra el fuego

El plan elaborado por la Comunidad para los montes de Cercedilla y Navacerrada hace también hincapié en el refuerzo de la defensa contra incendios forestales para lo que se llevará a cabo la apertura y conservación de fajas auxiliares a lo largo de carreteras y pistas forestales y se mantendrán los cortafuegos. También se realizarán tareas de limpieza y poda del monte para disminuir la cantidad de combustible en las proximidades de las zonas con mayor riesgo de fuegos y para facilitar la entrada del personal de extinción.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha previsto también acciones concretas para la conservación de la fauna de la zona como la construcción de nidales o refugios para aves y murciélagos y de majanos conejeros. Asimismo, en el proyecto se recoge el esfuerzo que realizará el Ejecutivo regional para restaurar zonas erosionadas, mejorar las instalaciones y la señalización de las áreas recreativas y mejorar las infraestructuras hídricas.

La Comunidad ha presentado este mes a los vecinos de Navacerrada y Cercedilla la propuesta de gestión que plantea para los montes de ambos municipios. Además, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio difundirá el plan mediante más de 2.000 trípticos en los que se detallan las actuaciones que se llevarán a cabo para preservar una de las zonas de mayor biodiversidad natural de la región. Los folletos, que se distribuyen en los ayuntamientos, equipamientos municipales y en los centros de educación ambiental de la Sierra de Guadarrama, incluyen diez consejos prácticos para que los madrileños participen en el cuidado de los montes.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de