Conocer las causas que originan la contaminación ambiental es el primer paso para prevenir el deterioro del planeta. Hoy en día hay una gran degradación de los ecosistemas y muchas especies están en peligro de extinción. La labor del cuidado del planeta no depende solo de organizaciones ni del Estado, sino de toda la sociedad civil. Por ello, nosotros podemos realizar algunas acciones orientadas a disminuir la polución.

Los nuevos hábitos son pequeños cambios en nuestra vida diaria que tienen un gran impacto en el planeta a larga distancia. A continuación, presentamos cinco acciones útiles que nos ayudarán en la preservación de nuestros ecosistemas y no pongan en riesgo nuestra propia existencia.

Hábitos para cuidar el planeta

  1. Utilizar cepillos ecológicos: Los profesionales aconsejan cambiar de cepillos cada tres meses, lo cual da como resultado que cada persona deseche durante toda su vida cerca de 300 cepillos. ‘’Si usamos cepillos de plástico (Polipropileno), cada uno tardará 75 años en degradarse. Se aconseja utilizar los de bambú que duran tanto como uno normal pero su impacto ambiental es considerablemente menor y pueden tener una segunda vida”, apunta la experta en consumo ecológico de ReviewBOX, Luisa Castillo.
  2. Abandonar las botellas plásticas de un solo uso: El plástico es uno de los peores enemigos del planeta. Se estima que constituye entre el 60% y el 80% de basura que hay en el mar. La mayoría de productos están diseñados para durar bastante tiempo, por lo que el plástico que se creó hace 60 o 70 años todavía existe. Para solucionar el problema, debemos eliminar de nuestra vida diaria los plásticos de un solo uso, como las botellas de agua, refresco, jugos, etc.
  3. Comprar productos ecológicos: Hay empaques ecológicos que tardan menos tiempo en descomponerse que el plástico. Por lo general, están hechos de materiales orgánicos, como cartón, fibras vegetales y PLA. Una buena opción es escoger marcas que hayan incorporado empaques ecológicos.
  4. Escoger fundas reusables: Las fundas pueden reemplazar aquellas de material plástico que hacen daño al planeta. Solo debemos lavarlas y llevarlas cada vez que vayamos al mercado. Las bolsas de plástico, por su parte, pueden tardar entre 150 y 300 años en degradarse.
  5. Disminuir el uso del auto: En los últimos meses, la demanda de bicicletas ha crecido de forma exponencial. Aligerar el transporte privado es una gran medida para contribuir al medio ambiente, pues el transporte es responsable del 30% al 90% del total de los gases contaminantes emitidos por el tráfico en todo el mundo.

Acciones individuales

Las acciones individuales deben complementarse con políticas públicas que ayuden a revertir la situación. Países como México, uno de los mayores contaminantes del planeta, han emprendido estrategias para combatir, por ejemplo, la deforestación. El fortalecimiento de las instituciones es necesaria para acabar con la tala de árboles, la cual es, en un 90%, ilegal.

Fuente: Redacción,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de