Por Sergio Villarroel

redacción@ambientum.com

La decisión fue tomada ayer durante la trigésimo tercera reunión de la UNESCO, celebrada en Sevilla. La votación fue secreta y obtuvo 14 votos a favor, cinco en contra y dos en blanco. Es la primera vez que un sitio Patrimonio Mundial es retirado en contra del deseo del país donde se encuentra.

Las construcciones sobre parajes naturales tienen un alto coste y, además, pueden ir acompañados de otros adicionales. Esto es lo que le ha ocurrido al valle del Elba, situado en la ciudad de Dresde (Alemania). Además del coste económico de la construcción del puente sobre el valle, existe el que otorga la UNESCO  a las ciudades que no respetan su patrimonio, que no es otro que el de su expulsión de la lista.

Este paisaje cultural fue inscrito en 2004 “como valor universal excepcional” en la lista  patrimonial, pero en 2006 la zona pasó a la lista del patrimonio mundial en peligro debido, precisamente, a la construcción del puente sobre el terreno. El Comité de la UNESCO propuso al Gobierno de Dresde la alternativa de construir un túnel, en vez del puente, ya que consideró la construcción de este último “de gran impacto para el paisaje”.

Última oportunidad

Dresde no aceptó la propuesta, pero no se le expulsó de la lista. El Comité decidió en 2007 la concesión de una prórroga o moratoria, con la esperanza de que se paralizaran las obras y se reparan los daños causados al valle. Pero las obras no se paralizaron y en la zona continuaron las obras, por tanto, la UNESCO no tuvo más remedio que reunirse y debatir sobre la situación del valle del Elba.

Reunión y expulsión

La decisión  final sobre el futuro del paisaje cultural fue tomada ayer en Sevilla, en la trigésimo reunión que esta organización celebró en la ciudad hispalense. El Comité decidió llevar a cabo una votación secreta y el resultado fue de 14 votos a favor (para retirar el puente), 5 en contra (que apoyaban las tesis defendidas por la alcaldesa de Dresde para el mantenimiento de la construcción) y 2 en blanco.

Hecho histórico

Esta expulsión de la lista de patrimonio mundial es algo histórico, puesto que es la primera vez, desde la creación de la UNESCO en 1945, que un terreno es eliminado sin el consentimiento del país donde se encuentra el paisaje. Hasta la fecha, el Comité sólo había excluido al Santuario del Oryx Árabe de Omán, en 2007, pero fue a petición del propio país debido a su interés por explotar reservas de petróleo en ese lugar.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de