La exposición, bajo el título de "Ouro Impuro: A loita por Corcoesto", que está disponible en dos montajes de distinto formato de 24 y 36 imágenes respectivamente en función del espacio expositivo, hace un recorrido en tres fases por los valores naturales de Cabana de Bergantiños y la parroquia de Corcoesto (una de las diez que integran su ayuntamiento), las actividades tradicionales, y una selección de imágenes a modo de recuerdo de la lucha popular iniciada durante el verano 2012 para conseguir la anulación del proyecto minero de la empresa canadiense Edgewater Exploration en la comarca.

Esta iniciativa quiere servir de recordatorio gráfico de cómo la movilización social en defensa del medio ambiente y la salud de la población consiguió un hito histórico al conseguir parar un peligro a gran escala de manera preventiva, siendo la primera vez que esto sucede en la historia reciente de Galicia.

De hecho, existe un consenso declarado a nivel internacional de que ninguna actividad industrial es tan agresiva como la minería a cielo abierto, debido a la interminable lista de impactos que conlleva sobre aire, agua y suelos y la gran peligrosidad que conlleva debido a las sustancias reactivas empleadas en la recuperación del mineral (546.000 kg. anuales de cianuro de sodio en el caso de Corcoesto).

Además, de haberse llevado a cabo, las balsas de residuos mineros de Corcoesto hubieran supuesto una "bomba de relojería ambiental" para las generaciones futuras a cambio de un proyecto de escasos años de duración que además pondría en riesgo los miles de empleos directos e indirectos ya consolidados en los sectores agropecuario, marisquero y turístico, que son la base de la economía de la zona.

En definitiva y tal como se recoge en la exposición, la anulación de los planes de Edgewater en Corcoesto han sido un triunfo de la sociedad civil y de la dignidad colectiva, pero sobre todo un triunfo de la razón y el sentido común frente a la irracionalidad de los mercados y quiénes la defienden. En definitiva, una apuesta por la vida.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de