El inventario, aprobado hoy por el Consejo de Ministros, permitirá conocer el estado y evolución del patrimonio natural y de la biodiversidad español: su nivel de protección, los riesgos y amenazas con los que se enfrenta, así como los instrumentos de planificación y gestión que existen.

Gran parte de esta información está disponible en las administraciones públicas, pero de manera dispersa, heterogénea o de difícil acceso. Por ello, el inventario pretende ser un instrumento que facilite el intercambio de datos de acuerdo con las obligaciones de información establecidas por las diferentes normas jurídicas estatales.

El catálogo, que será gestionado y actualizado por el MARM, las instituciones científicas y las comunidades autónomas, se podrá completar con los datos de las organizaciones científicas o profesionales independientes. Además, se quiere contar con la participación de toda la sociedad a través de las redes sociales.

La aceptación del Real Decreto posibilita el cumplimiento de un triple objetivo: elaborar políticas de conservación, gestión y uso sostenible; difundir a la sociedad los valores del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad; y contribuir como fuente de información en compromisos internacionales.

Gestión informativa del Inventario

La información del inventario se sintetizará a través de un Sistema de Indicadores, que mostrará datos relevantes sobre el estado, las variaciones y las tendencias de los elementos del patrimonio natural y la biodiversidad española. Además, se contará con un Banco de Datos de la Naturaleza, que permitirá el análisis, la integración y la difusión de esta información.

Para evaluar los resultados logrados con las políticas adoptadas, se realizará un informe anual sobre el estado y la evolución del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, así como de las iniciativas aplicadas para mantenerlo en buen estado de conservación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de