Comer fuera, ya sea de táper o en un restaurante y usar hilo dental después, son tareas rutinarias para muchas personas. Sin embargo, un nuevo estudio ha descubierto que podrían estar exponiendo a sus usuarios a productos químicos potencialmente peligrosos.

Sustancias tóxicas

Las sustancias per y polifluoroalquílicas (PFAS) se han convertido en una parte diaria de la vida humana. Estas sustancias a prueba de agua y grasa están presentes en muchos productos, desde contenedores de comida rápida hasta ciertos tipos de ropa. Los seres humanos también nos enfrentamos a su exposición a través de agua contaminada e incluso del polvo.

Sin embargo, lo que más preocupa, según la Agencia de Protección Ambiental (EPA), es que estos químicos hechos por el hombre continúan acumulándose en el cuerpo sin descomponerse.

La exposición regular a estas sustancias químicas tóxicas ha llevado a algunos investigadores a examinar su impacto en la salud humana. Hasta ahora, los resultados han mostrado un vínculo con problemas de salud como el colesterol alto, el cáncer de riñón y testicular y la enfermedad de la tiroides.

Ahora, un nuevo estudio ha profundizado en los comportamientos humanos típicos para ver si alguno estaba asociado con la exposición al PFAS.

Las participantes fueron 178 mujeres de mediana edad, de las que la mitad eran afroamericanas y la otra mitad eran blancas no hispanas. Su objetivo era determinar el impacto que los productos químicos ambientales y otras cosas tienen sobre la enfermedad.

Los niveles PFAS del hilo dental

Los científicos del Instituto Silent Spring y el Instituto de Salud Pública de Berkeley, California, utilizaron muestras de sangre tomadas de las mujeres en 2010-2013.

Al examinar las muestras encontraron niveles detectables de 11 tipos de PFAS. También entrevistaron a cada mujer en algún momento en 2015–2016, formulando una serie de preguntas sobre conductas potencialmente relacionadas con la exposición a PFAS (como el consumo de alimentos o el uso de hilo dental).

Una vez que los científicos analizaron todas las mediciones de sangre, las compararon con las respuestas que dieron las mujeres. Los resultados fueron publicados en el Journal of Exposure Science & Environmental Epidemiology.

La observación más sorprendente que realizó el estudio fue que ciertos hilos dentales parecían producir niveles elevados de PFAS.

Los investigadores estudiaron más a fondo esta asociación probando la presencia de flúor en 18 hilos dentales diferentes (incluidos tres productos Glide), lo que también indica la presencia de PFAS.

Revelaron que los hilos dentales Oral-B Glide se volvieron positivos para el flúor. Esto coincidió con los resultados de mujeres con niveles más altos de un PFAS llamado PFHxS en su sangre.

Comportamientos cambiantes

Otros hallazgos incluyeron que las mujeres afroamericanas que informaron que comían regularmente alimentos preparados en envases de cartón recubierto, como comida para llevar, tenían niveles más altos de cuatro tipos de PFAS en la sangre. Este resultado se comparó con las mujeres que informaron que rara vez comían ese tipo de alimentos.

Vivir en un área con un suministro de agua contaminado con PFAS y vivir en una casa con alfombras o muebles resistentes a las manchas también mostró vínculos con niveles más altos de PFAS en la sangre.

Los científicos también notaron que las mujeres blancas no hispanas tenían niveles elevados de dos PFAS: PFOA y PFHxS.

No está claro por qué este no fue el caso de las mujeres afroamericanas, pero esta diferencia podría deberse a un tipo de comportamiento diferente que los investigadores no midieron.

El número de participantes y el hecho de que la mayoría vivía en California también son limitaciones, junto con la falta de investigación en personas hispanas y asiático-americanas.

A pesar de esto, “se trata del primer estudio que muestra que el uso de hilo dental que contiene PFAS se asocia con una mayor carga corporal de estos químicos tóxicos. La buena noticia es que, según nuestros hallazgos, los consumidores pueden elegir los hilos que no contienen PFAS”, explica Katie Boronowm, líder del trabajo.

Las compañías deberían considerar “restringir estos químicos de forma prioritaria, sentencian los autores.

Fuente: Sarah Romero / Muy Interesante,

Artículo de referencia: https://www.muyinteresante.es/salud/articulo/es-seguro-usar-hilo-dental-981548147112,