PIXABAY

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado 2021-2030 la década para la restauración de los ecosistemas. La plantación de especies arbóreas jugará un papel fundamental en este esfuerzo y, para ello, conocer la dirección y la magnitud del efecto del tamaño de las plántulas para su supervivencia en el trasplante resulta de vital importancia.

Este estudio es el que ha acometido un equipo internacional de científicos, en el que se encontraba un investigador de la ETS de Ingeniería de Montes, Forestal y del Medio Natural de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), que ha demostrado que, para que los proyectos de restauración forestal a escala global resulten exitosos, es mejor usar plantas de mayor tamaño ya que su supervivencia es más alta que las de menor tamaño.

El estudio ha sido publicado en la revista Ecological Applications, y ha consistido en un meta-análisis de la bibliografía científica y técnica sobre restauración forestal a nivel mundial. Se han analizado los resultados de más de 200 investigaciones que abarcan 86 especies, principalmente de árboles y 142 lugares de plantación repartidos por todos los continentes, a excepción de la Antártida.

Desde los años 50 del pasado siglo, numerosos estudios han analizado la relación entre las características morfológicas de las plantas y su supervivencia una vez plantadas. Sin embargo, no había un consenso sobre la relación entre el tamaño de las plantas en el momento de la plantación y su supervivencia posterior en campo. Los resultados de este estudio aclaran este debate histórico y concluyen que existe una relación positiva entre el tamaño de las plantas y su supervivencia.

Tamaño para las plantas

Según Juan A. Oliet, coautor en la UPM de la investigación, “los resultados de este trabajo no solo repercuten en la puesta en marcha de proyectos de restauración, sino en el desarrollo de protocolos para la producción de planta forestal en vivero en función de las características de las especies y del clima del lugar de plantación”. Otros factores que influyen en esta “fórmula del éxito” de la restauración forestal y que destaca el estudio realizado son el clima del lugar de plantación, las características funcionales de las plantas y su resistencia al estrés, que modulan la relación entre el tamaño de la planta y su supervivencia.

Los autores del trabajo señalan además que la recomendación de emplear planta de mayor tamaño para restauración forestal no implica dimensiones como las de jardinería o paisajismo, sino la producción siguiendo protocolos convencionales de viverística forestal, pero en el que mediante la fertilización, fecha de siembra, densidades de cultivo o tamaño de contenedor, se consigan plantas para repoblación de mayor tamaño y con mayores reservas nutricionales.

Asimismo, “en el caso de las áreas secas o semi-áridas (áreas mediterráneas de la Península Ibérica, por ejemplo) el efecto del tamaño es tan intenso como en otros biomas, por lo que los resultados del trabajo también recomiendan de forma general el empleo de planta grande en la restauración forestal de nuestros montes, y particularmente cuando se empleen especies de coníferas”, concluye. Oliet.

Investigación

La investigación ha sido liderada por la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y la Universidad de Alcalá (UAH). Además de estas universidades españolas (incluida la UPM), en la investigación han participado: la Universidad de Lancaster, la Universidad de Belgrado, la Universidad Forestal de BeijingRocky Mountain Research StationCenter of Applied Ecology and Sustainability (CAPES), Facultad de Ciencias Forestales y de la Conservación de la Naturaleza y la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Fuente: UPM

Artículo de referencia: https://www.upm.es/?id=89aeb8039f3ce710VgnVCM10000009c7648a____&prefmt=articulo&fmt=detail



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de