Recientemente se han efectuado los primeros trabajos de desbroce en la zona de Las Navas del Marqués (Ávila) del proyecto LIFE ENERBIOSCRUB; este proyecto, coordinado por el equipo de investigadores de la Unidad de biomasa del Centro de Desarrollo de Energías Renovables, CEDER-CIEMAT, tiene como objetivo general contribuir, en el marco de los objetivos generales LIFE+Política y Gobernanza Ambiental de la Unión Europea, a la reducción de los gases de efecto invernadero (GEI) para aminorar sus efectos sobre el cambio climático, además de reducir el riesgo de incendios forestales mediante la extracción sostenible de biomasa de matorrales y la conversión de ésta en biocombustibles sólidos.

 El proyecto LIFE ENERBIOSCRUB tiene un presupuesto total de 1 889 758 € y está  cofinanciado en un 49,7% por la Comisión Europea. Además de CEDER-CIEMAT, participan en el proyecto otros centros de investigación, como el INIA (Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y alimentaria), empresas como Montes de las Navas S.A. (MLN), TRAGSA (Empresa de Transformación Agraria S.A.), Biomasa Forestal S.L., GESTAMP BIOMASS S.L., sociedades cooperativas como AGRESTA, asociaciones como AVEBIOM (Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa) y entidades locales como el Ayuntamiento de Fabero.

Los ensayos de desbroce y acopio de biomasa de matorral se van a llevar a cabo, además de en Las Navas del Marqués, en las localidades de Fabero (León), As Pontes (A Coruña), Lubia (Soria) y San Pedro Manrique (Soria) durante el año 2015. De toda la biomasa obtenida se enviarán lotes de diez toneladas al CEDER-CIEMAT para realizar el estudio en planta piloto de la producción de biocombustibles sólidos en forma de pélets y astillas. Dichos pélets y astillas serán sometidos a un exhaustivo análisis de los parámetros químico-energéticos que permitan definir su calidad dentro de los estándares internacionales ISO de reciente aparición.

Los resultados obtenidos en planta piloto permitirán conocer también aspectos importantes relacionados con la sostenibilidad como el balance energético, la huella de carbono y las emisiones de la combustión de los biocombustibles estudiados. Por otro lado, el comportamiento en combustión en las plantas monitorizadas del CEDER-CIEMAT permitirá un mejor ajuste de las instalaciones situadas en Las Navas del Marqués, Fabero y Garray en las que se realizará la combustión demostrativa de estos combustibles. Los técnicos de combustión del CEDER-CIEMAT llevarán también a cabo mediciones de las emisiones de la combustión de los biocombustibles sólidos elaborados con matorral en las citadas instalaciones.

En la fase de campo del estudio del desbroce y obtención de biomasa que se acaba de iniciar en las Navas del Marqués y que lleva a cabo TRAGSA, se está utilizando una máquina que realiza las tareas de corte y empacado de forma simultánea. Con este equipo se pretende que la realización del desbroce sea económicamente viable por la reducción de costes que supone frente a los desbroces realizados de forma manual, los cuales son excesivamente costosos. Por otro lado, se pretende también que los impactos de la maquinaria utilizada sobre el suelo sean mínimos. En este sentido, INIA está llevando a cabo las tareas de estudio del impacto de los desbroces sobre el suelo, la biodiversidad y el riesgo de incendios.

En las Navas del Marqués (población abulense), donde se están realizando las tareas de desbroce con la participación técnica de la Sociedad de Montes de Las Navas, se espera recoger unas doscientas cincuenta toneladas de matorral de escobar y piornos en un total de unas diez hectáreas. También será sujeto de estudio el mecanismo de regeneración de las formaciones arbustivas, viendo cómo afecta la recogida de la biomasa, así como la evolución de la composición florística y el suelo en los tres años que restan hasta el final del proyecto en diciembre de 2017. 

  



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de