Esta es la historia de un joven gallego que trabajaba en el sector inmobiligario en Madrid. No le iba mal en la capital y tenía éxito profesional, pero la morriña no le dejaba ser feliz. Quería volver a su tierra, a Galicia, a lo rural, a trabajar en algo “que fuera honesto”, como el té.

Ese joven gallego responde al nombre de Gerado Lagares. Y un buen día decidió dar un vuelco a su carrera formándose con un posgrado en una escuela de negocios. Como Proyecto de Fin de Máster presentó su idea de negocio que consistía en montar una empresa que se dedicara a devolver la vida a una parte del bosque coruñés. El primer paso sería repoblar la zona plantando castaños.

Ese proyecto es la semilla de lo que hoy es Orballo Ecológico, la primera empresa en conseguir el certificado de Reserva de la Biosfera a nivel nacional.

Para su proyecto, Lagares contó con dos personas: su socio Jorge Millán -hoy director Comercial de Orballo, entonces compañero del máster- y Joaquín Parral, ingeniero de Agrícola y amigo de la infancia de Lagares quien le ayudó a poner en marcha la empresa desinteresadamente.

“¿Cómo hemos salido adelante? Pues equivocándonos muchísimo pero con mucha ilusión”, asegura el director de Orballo Ecológico.

La primera ‘piedra’ en el camino la puso el propio tiempo: “Efectivamente plantamos los castaños pero la naturaleza lleva su propio ritmo: tardan en dar frutos ocho años”, explica Millán.

De modo que mientras los árboles crecían decidieron cosechar aromáticas. “Comenzamos con seis referencias que gustaron mucho. De ahí pasamos a 30”. ¿Qué hacer con tantas aromáticas? Pues infusiones que hoy son el producto estrella de Orballo.

Infusiones

Las infusiones de Orballo se comercializan en más de 500 puntos de venta. No las busques por sus ingredientes ni por nombres comerciales. 

¿Te has levantado con poca energía? Toma una infusión de ‘Calienta que alimenta’ con jengibre y corteza de limón; ¿Ganas de acurrucarte? La mejor opción es ‘Tormenta, manta y menta’, una deliciosa mezcla de menta, regaliz, naranja, canela y clavo; ¿El frío del aire acondicionado te ha pasado factura? Nada mejor que una taza de ‘El remedio de la abuela’, una potente mezcla de menta, tomillo, eucalipto y malva; y así hasta 10 variedades.

“Nuestras infusiones son 100% ecológicas, sostenibles y de calidad. Optamos por estos nombres y no por su funcionalidad porque se tienen que tomar porque te gusten y no por una falsa promesa. Yo he llegado a leer cajas de infusiones que prometen el bienestar o incluso la felicidad”, apunta el director Comercial de Orballo.

¿La diferencia con otras compañías? “Nosotros somos agricultores. La mayoría de empresas de té e infusiones son meras envasadoras. Nuestras infusiones están hechas únicamente con productos 100% ecológicos, sostenibles y de calidad que elaboramos nosotros mismos”.

En las infusiones de Orballo únicamente encontramos aromáticas, nada de añadidos, porque “¿qué sentido tiene añadir aromas de menta a una infusión que ya contiene la planta? Cuando las cosas tienen calidad no necesitan de ningún aderezo”, apunta Lagares.

Orballo

En Orballo les gusta decir que el día del Medio Ambiente son todos los días. El único plástico que utilizan es el que les exige la Unión Europea para envasar las infusiones pero en sus oficinas no hay ni grapas.

Eso sí, siempre desde el punto de vista del negocio porque “la rentabilidad no está reñida con el respeto al medio ambiente. Por ello estamos decididos a poner nuestro granito de arena para cambiar el mundo, evitando trabajar con cualquier aditivo sintético que destruya el ecosistema y asegurándonos que en nuestros productos no entren pesticidas, herbicidas o químicos de síntesis”, apunta el director de la compañía.

Galicia, en el mapa mundial del té

El siguiente reto de Orballo pasa por comercializar el primer té ecológico cultivado en la Europa continental -las otras dos plantaciones se encuentran en las Islas Azores y en Reino Unido-. “Se trata de un té verde y un té blanco que queremos que salga a la venta el próximo año”, explica Lagares. La primera parte de la cosecha, alrededor de 50 kilos, está ya comprometida.

Para situar Galicia en el mapa del té, la compañía ha plantado más de 10.000 plantas de Camellia sinensis y, siguiendo con su filosofía de productos 100% ecológicos, sostenibles y de calidad, al igual que con sus aromáticas, en Orballo se encargan de todo el proceso de producción.

“Garantizamos que los productos se recogen en el mejor momento y se procesan con el mayor cuidado”, apunta Millán. “Apostamos por nuestra tierra”apostilla, Legares. “Las características del suelo gallego, bastante ácido, la humedad y la sombra hacen que Galicia sea un lugar ideal para plantar un té único de muchísima calidad que, además es único en el mundo”.

Pero obtener un buen té no es sólo cuestión del terreno. “Tan importante como el medio es el ‘cocinado’, el cómo se procesan esos matices. Ese ‘know how’ no está al alcance de cualquiera”, aseguran desde Orballo.

Fuente: ANA CARRASCO / EL MUNDO,

Artículo de referencia: https://www.elmundo.es/vida-sana/estilo-y-gastro/2019/06/26/5d10054afdddff6baa8b4620.html,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de