Hasta finales del siglo XX este tramo del río estaba rodeado de grandes escombreras e infraestructuras que impedían su disfrute por parte de los ciudadanos. Para acabar con esa situación, el Ayuntamiento, de acuerdo con un diseño de Ricardo Bofill, comenzó a construir el actual parque, cuya primera fase concluyó en 2003. En total fueron 31 hectáreas, de las que seis están destinadas a instalaciones deportivas. La finalización de las últimas obras ha incrementado el parque en un 30% hasta alcanzar las 40 hectáreas de zona verde.

En la zona de la cascada, que en realidad es un aliviadero del sistema de saneamiento, los trabajos han configurado un espacio que aglutina áreas infantiles, módulos de ejercicios para la tercera edad o una colección de diversas especies de árboles. Las nueve hectáreas, continuó el alcalde, corresponden a la transformación de un antiguo vertedero de materiales inertes en un espacio de carácter forestal, cuyas primeras plantaciones datan de 2006.

La nueva zona, que en su parte más alta cuenta con una gran zona estancial, está conectada con el resto del parque a través de una red de senderos y caminos. Las obras han mejorado las condiciones ambientales de 110.000 m² del parque; los trabajos han afectado a más de 20.000 m² de caminos y zonas estanciales; se han plantado 853 árboles y cerca de 6.400 arbustos; hay 30 nuevos kilómetros de red de riego con agua regenerada, y el entorno cuenta con 31 bancos y 27 nuevas farolas.

21.000 hectáreas de zonas verdes

Madrid, con más de 21.000 hectáreas de zonas verdes, de las cuales 5.600 son de conservación municipal, y más de 300.000 árboles de alineación, "ya es una de las ciudades con mayor masa arbórea del mundo, pero no nos conformamos con esa posición", constató Ruiz-Gallardón.

Además de mantener ese patrimonio verde en las mejores condiciones posibles, el Ayuntamiento ha puesto en marcha proyectos a medio y largo plazo para enriquecerlo y ampliarlo. Desde 2003 se han creado 1.063 hectáreas de zonas verdes y se han plantado más de 925.000 árboles, incluidos los 355.000 correspondientes a la actual campaña de plantación que concluirá en marzo, gracias a la creación de nuevos parques y a la regeneración de zonas degradadas.

Por otro lado, y según el alcalde, el Ayuntamiento trabaja sobre 600 hectáreas de zonas verdes, entre las que figuran las pertenecientes al proyecto Madrid Río o al parque de Valdebebas. El resto se divide en 28 proyectos distribuidos por todos los distritos, que han supuesto una inversión superior a los 40 millones de euros. Uno de ellos es el Parque Lineal del Manzanares.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de