La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) debatirá a propuesta de Mediterrània, Centre de Iniciatives Ecològiques, la adopción de medidas de conservación y uso racional de la cuenca y el delta del río Ebro. Esta moción se tratará en el próximo Congreso Mundial de la Naturaleza, que tendrá lugar del 5 al 12 de octubre en Barcelona.

La moción de Mediterrània-CIE solicita a los miembros de la UICN que reconozcan y apoyen las iniciativas de las entidades de la cuenca del río Ebro para promover la conservación y el desarrollo sostenible de la región.

En la misma, también insta a las diferentes administraciones españolas y europeas a rechazar medidas que puedan afectar negativamente a los ríos, su caudal y sus condiciones ecológicas (tales como trasvases, presas, captaciones de caudal…) y solicita a todas las organizaciones internacionales que apoyen a las administraciones españolas en la implementación de políticas de protección y conservación del río Ebro, especialmente del Delta.

La entidad ecologista tarraconense presentó su propuesta a la Asamblea de Miembros, principal órgano de gobierno de la UICN que reúne a las organizaciones integradas en la misma para debatir y decidir las políticas relativas al medio ambiente de la organización.

Se espera que este parlamento ambiental planetario, compuesto por gobiernos y organizaciones no gubernamentales, adopte más de 100 resoluciones y recomendaciones en el transcurso de sus debates, entre las cuales se halla la propuesta de Mediterrània-CIE. Las organizaciones miembro orientan la política y el programa general de la UICN a través de estas resoluciones e influyen en muchas decisiones de ámbito mundial en materia de medio ambiente.

La moción en defensa del Ebro presentada por Mediterrània-CIE ya ha sido avalada por entidades como la Fundación Naturaleza y Hombre, Fundació Territori i Paisatge, la Diputació de Málaga, Asociación española de Entomología, Depana o el Consejo Ibérico de la Defensa de la Naturaleza.

El Delta, un espacio singular en peligro

Mediterrània-CIE defiende en su moción que la elevada biodiversidad que incluye toda la cuenca del Ebro, así como su desembocadura, constituyen una de las zonas de mayor interés medioambiental dentro de la Península Ibérica, especialmente el Delta del Ebro, uno de los espacios clave para muchas especies de aves durante la migración del centro y el norte de Europa hacia el sur de España y África.

La entidad recuerda que el Delta del Ebro está seriamente amenazado. Actualmente está retrocediendo, en cuanto a superficie se refiere, debido al caudal extraído del río para el consumo humano, al caudal extraído por el riego de campos de cultivo y, sobretodo, por la reducción de la carga de sedimentos que transporta a causa de los embalses presentes en la cuenca.

La intensa intervención humana en el propio delta y en la cuenca fluvial está provocando una alteración considerable tanto del medio físico como del biológico, que supone una amenaza para su sostenibilidad. Por este motivo, la entidad ecologista tarraconense reclama la adopción de medidas urgentes que eviten una degradación progresiva del Ebro.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de