La Cala Benirràs, un emblemático espacio natural de la isla,  ya fue pasto de las llamas hace 20 años, aunque se había logrado recuperar su masa forestal.

Antich está acompañado por la Vicepresidenta del Consejo de Ibiza, Patricia Abascal, para seguir puntualmente la evolución del fuego, que todavía no ha podido ser controlado. Además el Director General de Interior, Sebastià Amengual, y el Director General de Biodiversidad, Vicens Vidal, dirigen la operación.

El fuego se ha extendido hacia el norte a causa del cambio de dirección del viento, y se ha reavivado en algunos puntos donde se daba por controlado. Aunque todavía no se puede precisar la superficie quemada, se calcula que 400 hectáreas se han visto afectadas por el fuego.

300 efectivos terrestres intentan controlar el incendio y velan especialmente por la seguridad de las viviendas próximas de las que 6 de ellas han tenido que ser desalojadas ayer por la tarde.

El Presidente de Baleares ha manifestado su preocupación por los importantes daños ecológicos  y económicos que ha provocado el fuego, las causas del cual todavía no han sido determinadas. Por otra parte, Francesc Antich ha destacado la intensa colaboración y coordinación de los efectivos contra incendios y de los ciudadanos, que ha sido determinante para que no se hayan producido daños personales de importancia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de