La cuenca hidrográfica de la ría del Carmen y Bóo, colindante con los municipios de El Astillero y Camargo, va a ser objeto de investigación y restauración con la implantación de un “Laboratorio Vivo”, impulsado por la asociación RIA (Realización de Iniciativas Alternativas). El proyecto cuenta, además, con la participación de la Universidad de Wolverhampton (Reino Unido), además de la colaboración de la Consejería de Medio Ambiente y los ayuntamientos de Camargo y El Astillero. Martín ha resaltado la importancia que tiene este proyecto para " recuperar los hábitats degradados". 

Laboratorio Vivo

 Los objetivos de este proyecto, que ha calificado Martín de "excelente", son tres pilares esenciales para la recuperación del espacio geográfico de 1.200 hectáreas de superficie. El primero de ellos es la realización de un diagnóstico ambiental integral de las rías del Carmen y Bóo, para hacer un inventario y caracterización de vertidos.
 

Otro punto importante es el diseño y puesta en marcha de proyectos I+D+i (Investigación + Desarrollo + Innovación tecnológica ) de técnicas de restauración ambiental de espacios degradados y de políticas de gestión sostenible.  Por último, el apartado más importantes del proyecto se centrará, según ha indicado Diego Cicero, presidente de la asociación RIA, es la investigación, desarrollo e innovación de técnicas sostenibles para el tratamiento de sedimentos contaminados

La asociación RIA trabaja desde el año 2006 en la puesta en marcha del plan piloto de investigación, restauración y gestión ambiental sostenible, para que aporte una solución a los problemas existentes de contaminación en parajes naturales, con la idea de extender las soluciones al resto de Europa.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de