Este año arroja el mejor balance de la última década, con 501 intervenciones y una afección de 692,9 hectáreas, lo que supone una disminución del 47% en el número de actuaciones, y una reducción del 92% respecto a la media de los últimos diez años. 

El cierre provisional de estadística a 5 de octubre refleja además que el 78,6% de las actuaciones del dispositivo (394) quedaron reducidas a conatos, siniestros que no alcanzan la hectárea de superficie afectada, lo que consolida una vez más la rápida y eficaz respuesta del plan INFOCA para atajar la gran mayoría de las intervenciones en tiempo breve y con resultado favorable. 

Además, la gran mayoría de la superficie afectada, un 89,3% (619,4 ha) se corresponde con suelos de matorral, un tipo de vegetación de rápida regeneración natural, siendo tan sólo un 10,6% (73,5 ha), la superficie arbolada afectada en 2010 por incendios. 

Almería, la más afectada

La campaña de extinción de 2010 se salda además con un balance que no incluye  ningún Gran Incendio Forestal (GIF), que son aquellos que superan las 500 hectáreas de vegetación afectada, mientras que el mayor siniestro registrado hasta el momento, el de Huércal Olvera (Almería), supuso la afección  de 57,2 hectáreas. Sólo 6 siniestros en esta campaña han superado las 25 hectáreas, mientras que ninguno ha superado las 100. Por provincias, Almería es la que ha contado con mayor superficie afectada por incendios, con 250,3 hectáreas, mientras que Sevilla ha sido la que menos, con 23,8.

Además de las intervenciones en suelo forestal, como apoyo a otros servicios de extinción el dispositivo INFOCA también ha realizado este año otras 197 intervenciones en suelos no forestales, de las que 168 se corresponden con actuaciones en suelo agrícola, y otras 29 en suelo urbano. 

El hombre, el principal responsable

Díaz Trillo subrayó en su intervención que la mano del hombre sigue estando detrás del origen de la mayoría de los incendios, ya sea por intencionalidad (con un 23,2% de los casos registrados) o por negligencias, con un 22,6%, si bien ha destacado el aumento de la implicación y concienciación social respecto a esta problemática, sobre todo en la colaboración prestada en la detección temprana de incendios a través del teléfono único de Emergencias 112, a través del cual se han activado 213 actuaciones del dispositivo. 

Así, la rápida respuesta del dispositivo, junto con la implicación social y las medidas de prevención de incendios desarrolladas por el INFOCA, son las claves, según el consejero, para explicar los resultados de esta campaña, que a priori presentaba un contexto meteorológico desfavorable de cara a los incendios, debido a la profusión de lluvias que permiten la aparición de combustible fino que facilita la propagación de las llamas.

INFOCA

El dispositivo INFOCA, con un presupuesto en 2010 de 185 millones de euros, ha destinado el 60% de estos fondos (111 millones) a su plan de prevención, que ha incluido no sólo el tratamiento y manejo de la vegetación y mantenimiento de los cortafuegos, sino acciones dirigidas tanto a propietarios particulares de fincas, administradores de infraestructuras, colectivos específicos, ayuntamientos, comunidad educativa así como la sociedad en general a través de la campaña de comunicación en medios. Este completo plan de prevención es una de las innovaciones del dispositivo en esta anualidad, junto con estudios específicos sobre el riesgo de incendios realizados este año.  

En la faceta de extinción, la mejora de los recursos se ha centrado en la adquisición de 8 nuevas Unidades  Móviles de Meteorología y Transmisiones (UMMT), la inauguración del nuevo Centro de Defensa Forestal (CEDEFO) de Carcabuey (Córdoba), y el inicio del proyecto para la ampliación de las helipistas de 3 CEDEFO en la provincia de Jaén.   Además, los Centros Operativos Provinciales (COP) han renovado sus sistemas de comunicaciones para mejorar el intercambio de voz y datos, tanto con el lugar de los siniestros como con el resto de bases del dispositivo. 

Más de 4.700 profesionales de la Consejería de Medio Ambiente y de la empresa pública Egmasa componen el dispositivo en su edición de 2010. Tras la campaña de extinción, el personal retomará los trabajos preventivos que se realizan durante los meses de riesgo medio y bajo de incendios, una vez finalizada la temporada de peligro alto, el 15 de octubre. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de