La organización Ecologistas en Acción quiere animar a la ciudadanía italiana que reside en España a participar y votar en contra de la energía nuclear.

Tras el desastre de Chernóbil, Italia, mediante un referéndum, decidió en 1987 abandonar la energía nuclear. Las cuatro centrales que funcionaban entonces dejaron progresivamente de hacerlo hasta que, en 1990, no quedó ninguna en marcha. En 2009 de la mano de Nicolas Sarkozy, y amparado por la potente industria nuclear francesa AREVA, Silvio Berlusconi decidió que Italia iniciará el regreso a la energía nuclear. En febrero de ese año, en Roma, se dio el primer paso con un acuerdo que anunciaba que AREVA estudiaría la construcción de cuatro reactores nucleares en suelo italiano. El 9 de abril de 2010 se ratificó este compromiso.

Tras el accidente de Fukushima, el 20 de abril de 2011, el Gobierno italiano ha pospuesto sus planes de construcción de nuevas centrales nucleares, y cita la necesidad de disponer “de más pruebas científicas”. El Gobierno de Berlusconi buscaba con ello disminuir la participación en la consulta y evitar con ello una vergonzosa derrota en el referéndum.

El referéndum de los días 12 y 13 de junio podría poner fin de una vez por todas a las tentaciones nucleares del Gobierno italiano, si gana el sí a derogar la nueva ley de energía nuclear y el resultado es vinculante, es decir, vota la mitad más uno de la población.

Las encuestas más recientes y los resultados en Cerdeña, que celebro una consulta el 15 de mayo con un 98% de los votos contrarios a la energía nuclear, muestran que la mayoría de la población italiana va a votar a favor del abandono definitivo de la energía nuclear. El accidente de Fukushima ha mostrado que los riesgos de esta fuente de energía son inasumibles y la ciudadanía italiana ha tomado buena nota de ello. Italia se va a unir de esta forma a Alemania y Suiza que han decidido el abandono de la energía nuclear.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de