Aunque la paralización de los trámites administrativos ha retrasado la autorización formal del Gobierno, desde el 30 de junio dejaron de operar siete centrales de carbón en España.

Las siete centrales de carbón que ya no operan en España son las de Compostilla II (en León), Andorra (en Teruel), Velilla (Palencia), Narcea (Asturias), La Robla (León) y Meirama (A Coruña) y Puente Nuevo (Córdoba). A estas podría haberse unido la de Lada (Asturias) para la que Iberdrola solicitó también el cese de actividad a partir del 30 de junio, pero al ser la única en haber realizado las inversiones necesarias para reducir las emisiones, podrá seguir disponible.

Las siete centrales de carbón dejarán de operar aunque no cuentan con la autorización formal del Gobierno. Esta llegará con retraso a causa de la paralización de los procedimientos administrativos que se ha producido como consecuencia de la expansión del coronavirus.

Las centrales de carbón que cierran y las que faltan por cerrar

En los últimos meses, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha ido autorizando en diferentes etapas el cierre de estas ocho centrales (Lada incluida), aunque de momento solamente una (Compostilla II) de las ocho plantas que dejan de verter energía a la red este 30 de junio tiene la autorización formal del Gobierno.

Todas ellas suman una capacidad de 5,16 GW. Para proceder al cierre definitivo, las centrales deben recibir la autorización del Gobierno. Una vez lo hagan, la capacidad de carbón de España se reducirá a 4,7 GW.

  • La central de Puente Nuevo, de 324 MW, inició su operación en 1981, funcionando en los últimos tiempos con un alto porcentaje de carbón importado. En los últimos meses de funcionamiento los márgenes obtenidos de la venta de electricidad en el mercado le impiden cubrir sus costos operativos. A la multinacional Viesgo todavía le queda otra central en Andalucía, Los Barrios, de 588.9 MW que lleva 35 años de funcionamiento, de la que recientemente se anunció su intención de cierre, a pesar de desconocer la fecha exacta.
  • Compostilla II, de 1052 MW, fue puesta en marcha en 1972, y operaba quemando carbón autóctono de varias minas que cerraron en diciembre de 2018.
  • También de Endesa es la central de Andorra, de 1101 MW, que entró en funcionamiento en 1981. El cierre de ambas centrales se anunció por parte de Enel -principal accionista de Endesa- en su Junta de Accionistas de 2017 y, más tarde, se solicitó oficialmente por parte de Endesa en diciembre de 2018. La empresa ha anunciado su intención de sustituir ambas centrales por energías renovables.

Iberdrola y Naturgy

  • Iberdrola solicitó su cierre, junto con el de la central de Velilla, de 561 MW en diciembre de 2017, aunque el entonces Gobierno del Partido Popular se opuso. Posteriormente, volvió a solicitar el cierre de las centrales en diciembre de 2019. Recientemente la empresa ha anunciado su intención de sustituir la central de Velilla por 400 MW de solar fotovoltaica. Aunque la central de Lada dejará de estar operativa, podrá seguir disponible hasta contar con la autorización de cierre del Gobierno, dado que cuenta con las técnicas necesarias para poder operar cumpliendo con los límites de emisión de la normativa europea.
  • De la empresa Naturgy son la central de Narcea, de 531 MW; La Robla, de 655 MW, y Meirama, de 580 MW, que inicialmente comenzaron a operar con carbón autóctono y acabaron dependiendo de las importaciones.

Las otras plantas de carbón por cerrar después del 2020 son As Pontes (A Coruña), los grupos 3 y 4 de Alcudia (Mallorca) y Litoral (Almería), las tres de Endesa; Aboño (Asturias) y Soto de Ribera (Asturias), propiedad de EDP, y Los Barrios (Cádiz), de Viesgo.

La única eléctrica que hasta la fecha no se ha pronunciado aún sobre fechas concretas de cierre ni ha presentado la solicitud para que esto se produzca de forma ordenada y planificada ha sido EDP.

Plataforma para la Transición Justa

Para seguir avanzando en el proceso de descarbonización, la Unión Europea ha puesto en marcha la Plataforma para la Transición Justa. Tiene cuatro objetivos principales:

Según recoge el Instituto Nacional de Derecho y Medio Ambiente, esta plataforma tiene cuatro objetivos principales:

  • prestar apoyo técnico y de asesoramiento a los estados miembros y las regiones, incluso sobre la puesta en marcha de los Planes territoriales de Transición Justa y la construcción de proyectos para el Mecanismo de Transición Justa.
  • servir de punto de acceso único en la web, proporcionando incluso la posibilidad de ponerse en contacto con la Comisión para plantear cuestiones técnicas y administrativas relacionadas con este proceso.
  • propiciar el intercambio de información, experiencias y conocimientos para las regiones con uso intensivo de combustibles fósiles, suministrando bases de datos específicas de proyectos y expertos.
  • consolidarse como un foro para el diálogo sobre la transición justa en el que participen los interesados locales y nacionales, interlocutores sociales, y autoridades.

Fuente: Noelia López Redondo / EnergyNews,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/siete-centrales-de-carbon-deja-de-operar-desde-hoy-en-espana/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de