La pasada semana la Fundación Naturgy publicó “El sector eléctrico español en números. Informe 2019”, un estudio presentado por el economista especializado en mercados de energía Miguel Angel Lasheras. En él la Fundación Naturgy detalla al completo cómo fue el año 2019 en el sistema eléctrico. Y llama poderosamente la atención el reparto de los ingresos y costes del sistema que hacen que España tenga una de las facturas de la luz más caras de Europa.

Según los datos ofrecidos por la Fundación Naturgy el reparto de los costes del sistema eléctrico durante 2019 arrojan una caída del 8,6% respecto a 2018 fundamentalmente por el término de energía que cayó por el descenso de los precios del gas y una mayor participación de renovables. Aun con ello, la partida de cargos y otros costes del sistema llegó a aumentar el año pasado hasta los 12.220 millones.

Más del 60% de la partida corresponde a las primas a renovables y cogeneración. De los 7.433 millones en primas, 5.736 millones corresponden a la retribución a las renovables y 1.697 millones a la retribución a la cogeneración. Luego la siguiente partida es el pago de la deuda, unos 2.696 millones, o lo que es lo mismo, el 22%.

A ello hay que sumar casi 1.450 millones de costes extrapeninsulares (la mitad sufragados por los PGE) y el resto en partidas como la interrumpibilidad, mecanismos de capacidad, el Bono Social, el Fondo de Eficiencia o lo que se paga a CNMC, OMIE y REE por los servicios prestados.

Renovables

Por tercer año consecutivo, las primas a las renovables y cogeneración aumentan, alcanzando los 7.433 millones. Se trata de la partida más alta dedicada a la retribución de estas fuentes desde el año 2013, cuando se alcanzó el máximo retribuido en la historia. En total, en los últimos 20 años las renovables y cogeneración se han embolsado más de 92.000 millones, de los que las renovables son casi 69.000 millones.

En cuanto a los costes de redes tanto de distribución como de transporte, estos se mantuvieron igual en los 6.891 millones. Es decir que los españoles pagan más en primas a las renovables y cogeneración que en la red eléctrica por donde circula la electricidad para que llegue a sus casas.

Ingresos del sistema de la luz

Sobre los ingresos del sistema cabe destacar que de nuevo los peajes del sistema eléctrico han sido más caros que la propia energía, algo que no sucedía desde el año 2016. Así, los peajes ascienden a 13.604 millones, mientras que el término de energía se queda en los 13.283 millones.

En este capítulo, la partida de impuestos crece porque hay que añadir los impuestos y tasas de la Ley 15/2012, que fueron de 1.853 millones. Si a ello le sumamos el IVA y el IEE, la factura de los impuestos se va hasta los 9.163 millones, sin contar otra serie de tributos o tasas que con carácter estatal, autonómico o local gravan de distinta manera las actividades de generación, transporte, distribución o comercialización.

A destacar, los pagos por capacidad que los consumidores pagan 658 millones por un servicio que cuesta solo 159 millones y la partida de 647 millones ingresados por el precio del CO2.

En definitiva, el sistema español arrojará una deuda en 2019 de 700 millones de euros. “El único aspecto negativo fue el déficit de más de 700 M€, que confiamos sea coyuntural, y que se debió a un exceso de optimismo en las previsiones sobre las que se construye y parametriza el cálculo de tarifas de la luz”, afirmó Lasheras en la presentación del informe.

Tras cinco años de superávit en el sistema eléctrico se vuelve a caer en el déficit. A día de hoy, la deuda del sistema eléctrico alcanza los 16.600 millones de euros sumando principal e intereses. Ya han pagado los consumidores más de 30.000 millones.

Fuente: Ramón Roca / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/desnudando-la-tarifa-de-la-luz-o-por-que-espana-tiene-una-de-las-facturas-mas-cara-de-europa/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de