Madrid estará presente en este encuentro internacional con su espectacular Casa Bambú, réplica de un edificio de viviendas sociales del madrileño distrito de Carabanchel y obra del arquitecto Alejandro Zaera; que se ubicará junto a otra réplica del árbol bioclimático del bulevar de la naturaleza del barrio de Vallecas, diseñado por Belinda Tato. Ambas construcciones son dos elementos arquitectónicos modelo de ecología urbana creados bajo las premisas de respeto al medio ambiente y mejora de la calidad de vida de los ciudadanos.

El interior de la Casa Bambú del pabellón de Madrid será una réplica de 3.000 m² de un desarrollo de vivienda sostenible, mostrando sistemas de energía renovables altamente eficientes que pueden instalarse perfectamente en bloques de pisos.

Es necesario tener en cuenta que las instalaciones de calefacción, refrigeración y ACS constituyen el 47% del consumo de energía de los edificios, pero la tecnología empleada en el pabellón de Madrid será utilizada para mostrar de qué manera se puede utilizar la energía renovable para minimizar el consumo energético del edificio utilizando sistemas de baja/alta temperatura.

De este modo, se puede reducir considerablemente tanto la factura de la energía hasta el 85% como reducir al mínimo las emisiones de CO2. Ese es el principal motivo por el que esta tecnología ha sido elegida para estar presente en esta exposición, en la que la sostenibilidad y las energías renovables serán claras protagonistas.

Exposición Universal Shangai 2010

Se calcula que unos 70 millones de visitantes de todas las partes del mundo acudirán a visitar la Exposición Universal Shangai 2010, que se celebrará desde el 1 de mayo al 31 de octubre. Un encuentro en el que Madrid ha sido una de las 13 ciudades del mundo que estará presente gracias a sus mejores prácticas urbanas. Además, no se puede pasar por alto que la capital madrileña será la única ciudad española e hispanoamericana que contará con un pabellón propio y que en este  caso tendrá como lema: "Madrid es tu casa".

El tema central de la exposición de este año será una "Mejor ciudad, mejor vida" y la calidad de vida urbana se convertirá en el eje central para resolver los retos que plantean las grandes metrópolis en el futuro ante el imparable crecimiento urbano del S. XXI. La eficiencia energética no podía faltar en esta exposición y por ese motivo la Casa de Bambú utilizará la energía solar y la energía hidráulica, mientras el Árbol empleará la energía eólica. De este modo, Madrid recupera en su propio territorio y en Shanghái 2010 la naturaleza como fuente de energía renovable: el sol, el agua y el viento.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de