Generación eléctrica

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha planteado la necesidad de poner en marcha un paquete de medidas para abordar de manera urgente el elevado precio de la electricidad. La primera medida anunciada, la más inmediata será la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica.

Esta primera propuesta, ha sido calificada por la ministra como “adecuada y acertada” para “aliviar la factura del consumidor” que “no debe soportar todos estos cambios” que afectan al precio de la electricidad. Para Ribera es “ineludible una reforma urgente del sistema eléctrico”. Pero, ¿qué opinión merece les esta medida a productores y consumidores? Acogen, AEGE y AEE hacen una primera lectura de los efectos de esta medida.

“Me parece una medida positiva, largamente esperada por el sector eléctrico y que fomenta la confianza en nuestro sistema. El impuesto es una medida de emergencia en el año 2013 ante el grave desequilibrio económico del sistema; la evolución y mejora desde entonces hace ahora posible que se pueda suspender sin que por ello se vuelva a producir déficit en el sistema eléctrico, un hecho que hace patente la mejora y estabilidad alcanzadas y que debemos preservar”, ha manifestado Javier Rodríguez, director general de Asociación Española de Cogeneración (Acogen).

Buena noticia para todos los consumidores

Según Fernando Soto, director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo Eléctrico (AEGE), se trata de “una buena noticia para todos los consumidores, aunque insuficiente para la industria española por el sobrecoste que paga en comparación con sus competidores europeos. Esperemos que esta medida, junto con las que se deriven del paquete de medidas que anunció la ministra Teresa Ribera, nos permita lograr un suministro eléctrico competitivo, estable y predecible, objetivo prioritario para la industria electrointensiva asociada en AEGE. Ese objetivo es vital para mejorar la competitividad de las empresas y lograr la reindustrialización de España”.

En opinión del director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio Márquez, hablamos de “una primera medida que tendrá efecto inmediato en la reducción de la factura. Por ello, desde AEE se considera una medida oportuna con efectos directos sobre el precio de la electricidad y que aliviará el incremento de la factura que se ha producido en los últimos meses. No obstante, como la ministra anunció en su comparecencia, esta suspensión del impuesto es una medida paliativa por su carácter urgente, pero deberá ir acompañada de una reforma del mercado eléctrico en los próximos meses. La futura reforma, para AEE, es necesaria y debe ser fruto de un consenso social y político, que garantice su estabilidad”.

Efectos directos de la suspensión del impuesto

“Para los cogeneradores la suspensión del impuesto es neutra” ha explicado Javier Rodríguez, “ya que si bien se gravaba con el 7% las ventas de la electricidad incorporada a la red, la propia retribución regulada lo consideraba en los costes, por lo que a efectos prácticos no tendrá efecto económico para el cogenerador más allá de suponer una evidente y positiva simplificación administrativa con mejora del circulante”.

Finalmente, en el caso concreto de los grandes consumidores de energía, “la suspensión supondrá una rebaja de unos 4 €/MWh del precio de la electricidad, para un precio medio de 60€/MWh en 2018. Es una decisión, cuyo efecto se deberá notar en el precio del mercado diario y en el de futuros. Este mercado cerró ayer el futuro de 2019 a 59,4€/MWh, con un descuento del 3% sobre la cotización del día anterior. Sin embargo, preocupa cómo se pueda suplir la merma de estos ingresos al sistema, estimados en unos 1.000 millones anuales, que tendrán que salir de otro sitio” ha comentado el Director General de Aege.

Fuente: Energy News / MARIA CASTAÑEDA CARVAJAL,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/suspension-del-impuesto/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de