PIXABAY

La ciudadanía de la UE no apoya el plan de la UE de etiquetar el gas y las centrales nucleares como ambientalmente sostenibles. Una nueva encuesta muestra que solo el 29% de la población piensa que la Unión Europea debería clasificar la energía nuclear como sostenible desde el punto de vista ambiental. En cuanto al gas, solo el 35% cree que la UE debería otorgarle una etiqueta verde. Esto contrasta con la energía solar (92%) y la eólica (88%) que cuentan con un amplio apoyo de la sociedad. En España, los datos son todavía más contundentes, ya que el respaldo a las energías renovables es superior al promedio europeo.

El gas fósil y la energía nuclear no son energías verdes

Nuestra encuesta WWF revela que la mayoría de los ciudadanos europeos no cree que el gas fósil y la energía nuclear sean energías «verdes». En cuanto a los españoles, el rechazo a que la UE clasifique como sostenibles al gas y a la nuclear es aún mayor.  De hecho, solo un 20% de los españoles piensa que la UE debería clasificar a la energía nuclear como sostenible.

Asimismo, con respecto al gas, solo un 31% de los españoles considera que la UE debería etiquetar como ‘verde’ esta fuente de energía, mientras el 95% de los españoles respalda un sello verde para la energía solar y 91% de los españoles lo apoya también para la eólica, un respaldo superior al resto de Europa.

«Sencillamente, el intento de la Comisión Europea de hacer un lavado verde a las inversiones en centrales de gas y nucleares no cuenta con el apoyo de la población. Lo que la ciudadanía secunda masivamente como ‘verde’ es la energía solar y eólica, no los combustibles sucios y obsoletos. Pedimos a los eurodiputados que escuchen a sus electores y rechacen esta propuesta», dijo Mar Asunción, responsable del Programa de Clima y Energía  de WWF España.

La encuesta también muestra cómo la guerra en Ucrania influyó en la opinión de la ciudadanía sobre la transición energética: el 60 % sostuvo que la guerra en Ucrania significa que la Unión Europea debería acelerar sus planes para reducir el uso de combustibles fósiles. Nuevamente en el caso de España el porcentaje es aún mayor, pues un 70% de los españoles considera que, tras la guerra en Ucrania, la UE debe acelerar sus planes para reducir el uso de combustibles fósiles.

El pleno del Parlamento Europeo tiene dos opciones

En la primera semana de julio, el pleno del Parlamento Europeo tiene dos opciones, o aceptar la propuesta de la CE que clasifica la energía nuclear y el gas fósil como «sostenibles» o, por el contrario, rechazarla como ya hicieron  las comisiones de Economía y Medio Ambiente el pasado 14 de junio. Si deciden aprobar la propuesta de la Comisión, se desviarán miles de millones de euros de la energía eólica, solar y otras tecnologías verdes hacia el gas fósil y la energía nuclear.

Si los eurodiputados no rechazan el acto delegado de gas y nuclear, esta propuesta se convertirá en ley de la UE. Por tanto, pedimos a los eurodiputados españoles, especialmente a los grupos parlamentarios del Partido Popular y de Ciudadanos que todavía no han manifestado su rechazo al acto delegado, que escuchen a los ciudadanos de nuestro país y rechacen el lavado verde que se pretende hacer de estas  energías.

Con motivo de la votación del Parlamento Europeo, hemos lanzado una campaña europea para que los ciudadanos puedan pedir a sus eurodiputados que digan NO al lavado verde del gas y la nuclear. La emergencia climática, la guerra de Ucrania y la subida vertiginosa del precio del gas dejan claro que hoy más que nunca debemos cambiar urgentemente a fuentes de energía limpias, baratas y abundantes, que reduzcan nuestra dependencia energética y aceleren la transición energética justa.

Fuente: WWF

Artículo de referencia: https://www.wwf.es/informate/actualidad/?61160/La-mayoria-de-ciudadanos-de-la-UE-no-quiere-que-el-gas-y-la-energia-nuclear-se-consideren-sostenibles



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de