Instalar estores sin taladrar en casa es algo que todo el mundo desea. Si, además, sirven para reducir la temperatura en el hogar y, consecuentemente, el ahorro energético, ya no podemos pedir más. Vamos a descubrir cómo son y cómo instalarlos de una manera sencilla, rápida y cómoda.

¿Cómo son los estores que ayudan a regular la temperatura?

Existen multitud de tipos de estores que nos ayudan a reducir la luz y el calor en el hogar. Si lo que queremos es instalar un estor sin taladrar, buscamos un estor enrollable. Aun así, contamos con otros modelos como los plegables o los paqueto, también muy útiles y versátiles.

Los estores enrollables, que pueden ser de distintos acabados, se caracterizan por recogerse sobre sí mismos de una manera sencilla y práctica. Sus materiales, en función de su permeabilidad, pueden ser: screen, un material de fibra de vidrio y PVC que controla de forma muy funcional la entrada de luz; traslúcidos, de poliéster con la propiedad de tamizar la luz y preservar la intimidad, al no tener transparencias; y opacos, que protegen totalmente de la luz y el calor, ya que no permiten que penetre de ninguna forma al estar extendidos.

Desde el material opaco, que no permite la entrada, hasta el screen, que regula de una manera más permeable, podremos escoger cuál es el que más se adapta a la necesidad de nuestro hogar. Si queremos colocarlos en habitaciones que no dispongan de persianas o contraventanas, por ejemplo, recurriremos a un tejido totalmente opaco que suplirá la falta de ellas. Una gran ventaja en cuestión de diseño de estos estores es la posibilidad de personalizarlos, por lo que pueden ser una magnífica opción para oficinas, empresas, o incluso para alguna estancia especial del hogar.

Los plegables son estores elegantes y sencillos a la vez, que se recogen mediante un sistema de varillas al tirar de un cordón o cadena. Suelen emplearse en ellos tejidos ligeros que dan un toque decorativo y funcional.

Por último, los paqueto son estores con un recogido más natural, mediante un sistema de cordones en lugar de varillas. Con esto se consigue una caída de la tela fruncida, muy elegante y bonita.

¿Cómo instalar este tipo de estores para los que no se necesita taladro?

Para medir e instalar estores enrollables sin taladrar de una forma rápida y sencilla, sigue estos pasos debemos escoger el mecanismo de adhesión que utilizaremos. Puede realizarse mediante soportes adhesivos o enganches regulables.

Los adhesivos deberán colocarse sobre la superficie de la ventana en la que queramos que cuelgue el estor. Una vez limpia, se marca y se pega el papel adhesivo retirando el protector. Después, se colocará el estor comenzando por el lado del tirador, se insertará la contera orientada por el lado horizontal, ¡y listo!

Los enganches regulables soportarán hasta diez kilos, se engancharán en la parte superior de la hoja de la ventana ayudándote de una llave Allen y, a continuación, solo tendrás que enganchar el estor regulando el ancho en función de la necesidad.

De una forma muy fácil y cómoda habrás conseguido instalar tus estores sin taladrar.

Fuente: Redacción Ambientum



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de