El Gobierno ha aprobado, mediante un Real Decreto – Ley, ampliar la cobertura del bono social eléctrico y crear, además, un bono térmico, es decir, una ayuda directa para sufragar los gastos de calefacción.

El objetivo que se marca el Gobierno con esta iniciativa es “ofrecer una mayor cobertura a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad e incrementar la protección de los consumidores”,con medidas que permitirán “ajustar mejor la tarifa al consumo”, reduciendo así su factura eléctrica.

El Ejecutivo se ha fijado como prioridad la lucha contra la pobreza energética, que afecta a unos 4,6 millones de personas. Por eso, en el plazo de seis meses desde su entrada en vigor, el Gobierno ha anunciado que presentará una Estrategia Nacional contra la Pobreza Energética que establecerá objetivos, en el medio y largo plazo, y un marco de acción estable para su erradicación.

Más cobertura del bono social eléctrico

Como medida urgente, se amplía la cobertura del bono social eléctrico. Entre otras cuestiones, el RDL prohíbe el corte de suministro en los hogares acogidos al bono social donde viva al menos un menor de 16 años.

Esta medida se hace extensiva también a los hogares donde resida al menos una persona con un nivel de discapacidad del 33% o superior. De igual modo, se aplicará cuando viva en la vivienda al menos una persona en situación de dependencia en Grado II y III.

Por otro lado, se determinan criterios de renta específicos para familias monoparentales, más susceptibles al riesgo de pobreza energética, especialmente en el caso de las mujeres: el 85% de los hogares monoparentales tienen al frente a una madre. El umbral de renta máximo para que una familia monoparental pueda acceder al bono social se incrementará en 0,5 veces el IPREM, respecto al de las familias biparentales.

Cobertura del bono social eléctrico

En el marco de esta ampliación de la cobertura del bono social eléctrico, los límites de consumo de energía con derecho a descuento también se amplían un 15% con dos objetivos: compensar los incrementos de precios y acercarse más a los consumos reales de los hogares más vulnerables.

Asimismo, el cómputo de consumo anual con derecho a descuento que se liquidaba cada mes, se flexibiliza. Ahora la energía con derecho a descuento no consumida un mes, puede utilizarse en otro momento. Se facilita así la protección de los hogares durante los meses de mayor consumo, que suelen corresponderse con los de temperaturas más bajas.

Además, la norma aprobada prorroga el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al bono social antiguo, cuyo período de renovación finalizaba el próximo 8 de octubre. El nuevo plazo es el 31 de diciembre. De esta manera, quien solicite la renovación del bono después de 8 de octubre y cumpla los requisitos no verá interrumpido el acceso al descuento.

Por último, el Gobierno endurece las medidas sancionadoras a las empresas comercializadoras, que gestionan y financian el bono social. Por ejemplo, aquellas que impongan injustificadamente condiciones, dificultades o retrasos en relación con la tramitación de las solicitudes podrían ser sancionadas con multas de hasta 60 millones de euros, en el caso de infracciones muy graves.

Bono Social para calefacción

Para ampliar la protección de los beneficiarios del bono social eléctrico, el Ejecutivo ha creado un bono social término (BST). Se trata una ayuda económica directa para que los hogares vulnerables puedan hacer frente a sus gastos de calefacción, agua caliente o cocina este invierno, con independencia del combustible que utilicen.

Los hogares que estén acogidos al bono social eléctrico a fecha de 31 de diciembre de 2018 recibirán el BST. El importe del BST dependerá de la cantidad que se consigne cada año en los Presupuestos Generales del Estado y del número de beneficiarios del bono social eléctrico a 31 de diciembre. La cuantía de esta ayuda dependerá de la condición de consumidor vulnerable o vulnerable severo, y de la zona climática donde esté ubicada la localidad en la que reside el beneficiario.

Como muestran tanto la ampliación de la cobertura del bono social eléctrico como la implantación de bono social término, el RDL contiene medidas dirigidas a incrementar la protección del conjunto de consumidores de electricidad, lo que permitirá optimizar la contratación de este suministro y reducir la factura eléctrica.

Fuente: EnergyNews / MARIA CASTAÑEDA CARVAJAL,

Artículo de referencia: https://www.energynews.es/cobertura-del-bono-social-electrico/,