PIXABAY

El cierre temprano y estratégico de las centrales eléctricas más contaminantes del mundo, incluidas las ineficientes plantas de biomasa y combustibles fósiles, podría evitar la muerte prematura de hasta seis millones de personas para 2050, según ha descubierto una nueva investigación.

La investigación, publicada en la revista Nature Climate Change, encontró que cerrar las centrales eléctricas más contaminantes y dañinas, al enfocarse en abordar los problemas de contaminación del aire y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, salvaría millones de vidas.

La investigación ha sido dirigida por el profesor Qiang Zhang, de la Universidad de Tsinghua en Beijing, quien modeló los impactos potenciales tanto de las emisiones de gases de efecto invernadero como de la contaminación del aire causada por la generación de energía, particularmente el carbón.

El grupo de investigación identificó varias centrales eléctricas que eran desproporcionadamente responsables de la contaminación del aire y la mala salud, incluidos los generadores de combustibles fósiles y de biomasa, y descubrió que el cierre «estratégico» de estas centrales eléctricas podría ayudar a evitar hasta seis millones de muertes prematuras para 2050.

Una conclusión crítica de la investigación fue el hallazgo de que las políticas basadas en preocupaciones sobre el cambio climático por sí solas no eran suficientes para garantizar que se tomaran las medidas adecuadas para proteger la salud pública, particularmente cuando se trataba de reducir los contaminantes del aire que contribuían a los problemas respiratorios, pero que pueden no contribuir al calentamiento global.

Centrales eléctricas

“Nuestro análisis detallado y dinámico del clima, la contaminación y los impactos en la salud de los futuros sistemas de energía a nivel de unidades generadoras individuales revela que las muertes por contaminación del aire no son un cobeneficio automático y fijo de toda la mitigación climática”, dice el documento de investigación.

“Más bien, los controles de la contaminación y los cierres estratégicos de las plantas de energía más contaminantes y dañinas pueden determinar en última instancia hasta qué punto se obtienen los beneficios colaterales para la salud”.

La investigación encontró que entre 2010 y 2018, el 91 por ciento de las muertes prematuras causadas por la contaminación de las centrales eléctricas ocurrieron en economías emergentes o de bajos ingresos. Estas incluyen India, China y otros países del sudeste asiático donde los controles regulatorios más suaves, la proximidad más cercana de las centrales eléctricas a las regiones densamente pobladas y una mayor actividad industrial causaron smog y otras partículas contaminantes.

Los peores infractores fueron los generadores de carbón más pequeños, especialmente los que tienen una capacidad de generación inferior a 300MW, que es más probable que se encuentren en los países en desarrollo, que representaron más de la mitad de las muertes relacionadas con la contaminación del aire.

Cierres estratégicos

“Los cierres estratégicos de plantas de energía (ya sea en base al desempeño o jubilaciones anticipadas) ayudan especialmente en las economías emergentes y de bajos ingresos cuyas unidades generadoras de energía son jóvenes pero que tienden a tener menores capacidades de generación, menores eficiencias y mayores emisiones contaminantes por unidad de capacidad”, dice el documento.

Las plantas de carbón constituían el 46 por ciento de la capacidad de generación mundial, pero eran responsables del 80 por ciento de las muertes por contaminación del aire relacionadas con la generación de energía.

“Incluso asumiendo una mitigación exitosa del cambio climático y fuertes controles de contaminación, implementar nuestro enfoque basado en datos para apuntar a unidades súper contaminantes para su cierre y reemplazo podría salvar millones de vidas en todo el mundo a mediados de siglo”, dice el informe.

La investigación es la última incorporación a un creciente cuerpo que evidencia que el uso continuo de combustibles fósiles no es solo una preocupación ambiental global por el calentamiento global, sino que también es una preocupación importante de salud pública, lo que contribuye a aumentos sustanciales en la contaminación del aire que causa importantes problemas de salud y muertes prematuras.

Fuente: José A. Roca / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/el-cierre-de-centrales-contaminantes-podria-evitar-la-muerte-prematura-de-hasta-seis-millones-de-personas-para-2050/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de