Vehículos eléctricos, menos emisiones de CO2, energías renovables… las multinacionales se han subido ya al carro de la acción climática como tendencia, pero las pymes aún no, y deben apresurarse, afirman los expertos en un foro de sostenibilidad, inaugurado por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera.

La ministra ha instado a no sobrepasar la capacidad de recursos del planeta, durante su intervención en la jornada “ESG Spain 2020 – Corporate Sustainability Forum”, organizado por la entidad Forética, para la creación de conciencia responsable en relación con la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa en España, al que se sumaron de forma virtual más de 1.300 asistentes.

Acción climática

Ribera ha destacado el potencial de la economía circular para “no dejar un herencia envenenada” a nivel ambiental a las generaciones venideras, y porque permite hacer un uso inteligente y mejor de los recursos.

Se ha referido al ejemplo clásico del reciclaje de la botella de vidrio, que reduce el consumo de materia prima para obtener un nuevo un vidrio limpio, y al desarrollo de nuevos materiales que sustituyan al plástico, excesivamente longevo a la hora de destruirse y muy contaminante en su fabricación, tras hacer hincapié en la necesidad de adoptar políticas ambientales en la dirección correcta, al tiempo que se alcanzan sinergias empresariales.

Se ha referido al término de cisnes negros, en relación con aquellos eventos “erróneos” en la lucha contra la emergencia climática, frente a los “verdes”, que son los que permitirán la recuperación del planeta, mediante la descarbonización y la transición hacia energías limpias.

Regenerar los océanos, conservar los corales, descontaminar… unos conceptos ambientales todos ellos que van mucho más allá del manido término de “sostenibilidad”, con el que “muchas personas se sienten hastiadas”, ha dicho, por concebirse a menudo como una mera forma de informar las empresas sobre temas ambientales, pero sin integrar finalmente lo verde en sus negocios de forma global.

El coste de no integrar los riesgos ambientales

Por su parte, Maria Mendiluce, consejera delegada de “We Mean Business Coalition”, ha advertido de los costes que implica no integrar los riesgos ambientales y sociales en los procesos productivos de las empresas. “Lo barato puede salir caro”, ha precisado. En su opinión, la crisis debe aprovecharse para salir reforzadas las empresas en la recuperación tras la crisis sanitaria por el coronavirus, sin caer en errores pasados.

Nigel Topping, responsable de acción climática de Alto nivel del Reino Unido para la cumbre climática COP26 de Naciones Unidas, una cita que está previsto que se celebre el año próximo en ese país, tras posponerse en 2020 a causa del coronavirus, “cada vez son más las empresas que se embarcan en la senda verde” hacia una economía limpia en el mundo.

Por su parte, José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España y miembro del Comité de Honor de ESG Spain 2020, ha destacado el compromiso internacional de organismos como la ONU con objetivos de desarrollo sostenible claros y ha instado al tejido empresarial, con un 99% de pymes en España, a que se sume al compromiso de la acción climática, porque no se pueden quedar atrás.

Fuente: EFE VERDE,

Artículo de referencia: https://www.efeverde.com/noticias/accion-climatica-tendencia-no-dejar-ninguna-empresa-atras/,



1
Dejar una respuesta

avatar
1 Hilos de comentarios
0 Respuestas de hilo
0 Seguidores
 
Comentario más reaccionado
Hilo de comentarios más mediático
1 Autores de comentarios
Deven Medina Autores de comentarios recientes
  Suscribir  
el más nuevo más antiguo más votado
Notificar de
Deven Medina
Huésped

Todas las empresas deben actualizarse y dejar de usar papel para cualquier tramite.