Aunque está perfectamente equipado para vagar por las empinadas montañas de Asia Central, el leopardo de las nieves se enfrenta a un oscuro futuro. Según las estimaciones más recientes, solo existen unos 7.500 individuos en estado salvaje. La UICN ha puesto en marcha un completo proyecto para luchar contra la extinción de este emblemático felino en Kirguizistán, Kazajistán y Tayikistán.

El leopardo de las nieves es endémico de las montañas de Asia Central, y habita en un agreste territorio plagado de peñascos vertiginosos, barrancos sin fondo y desiertos a cotas inimaginables. Un territorio inhóspito, frío e inaccesible es crucial para su supervivencia, del mismo modo que lo es la disponibilidad de íbices, barales y otras criaturas salvajes que depreda.

Cuando los animales domésticos, como yaks o caballos, desplazan a estas presas, los félidos no tienen otra alternativa que cazar ganado para sobrevivir, lo que lo sitúa en una situación de gran vulnerabilidad.

Por este motivo, aunque esta especie está perfectamente equipada para aislarse en los terrenos más inhóspitos e inaccesibles, no está exenta de peligro, y actualmente se encuentra en peligro de extinción.

Según las estimaciones más recientes de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza solo habita en estado salvaje alrededor de 7.500 individuos, por lo que si no queremos que esta emblemática especie desaparezca será necesario desarrollar completos planes de preservación. Para luchar contra la caza furtiva y salvar al felino de su oscuro destino de esta especie solitaria, la UICN ha iniciado un ambicioso programa destinado a su conservación.

Leopardo de las nieves

La cantidad de leopardos de las nieves en estado salvaje está disminuyendo principalmente debido a la pérdida de hábitat, la caza furtiva y los impactos del cambio climático.

Debido a las formas insostenibles de caza, está perdiendo su principal presa: los ungulados, como el Ibex siberiano o el Argali. Al mismo tiempo, el conflicto entre humanos y vida silvestre se está intensificando. Una mayor participación de la comunidad en la conservación de los leopardos de las nieves podría resultar en un aumento en su seguridad y número.

El proyecto de la entidad conservacionista, enmarcado en la iniciativa Save Our Species (Salvar nuestras especies), colabora con la Iniciativa de Mamíferos de Asia Central (CAMI, por sus siglas en inglés) y con otras instituciones, entre ellas Snow Leopard Trust o Vida Salvaje Sin Fronteras (WWB por sus siglas en inglés). Su finalidad es la de desarrollar planes específicos que permitan ayudara estos felinos a recuperar su presencia en sus áreas de distribución.

Estas entidades establecerán vínculos entre gobiernos y comunidades locales con el fin de concienciar a la población sobre la importancia de la conservación de estos felinos, al mismo tiempo que ofrecerán ayudas económicas para sufragar los costes derivados de la pérdida de ganado.

Tradicionalmente, los pueblos indígenas veían al leopardo de las nieves como un animal sagrado, el protector de las montañas, fuerza unificadora y fuente de poder espiritual. Al revivir estas prácticas culturales, Snow Leopard Conservancy trabaja para integrar el conocimiento tradicional y la conservación involucrando a los coordinadores nacionales del programa transfronterizo establecido, Land of the Snow Leopard Network, en Kirguistán y Tayikistán.

Montañas de Kirguizistán

Uno de los lugares cruciales a salvaguardar son las montañas de Kirguizistán, las cuales forman un valioso corredor natural que conectan las poblaciones de estos felinos del norte de Rusia y Kazajistán con las del sur de Pakistán y China. La desaparición o la degradación de este entorno natural podría ser una losa para la supervivencia de estos felinos, cuyas poblaciones quedarían todavía más atomizadas.

En Kazajstán, los leopardos de las nieves viven prácticamente dentro de las fronteras de la ciudad de Almaty, por lo que la supervivencia de la mayor parte de la población kazaja, estimada en 150 individuos, depende en gran medida de sus ciudadanos. Sin embargo, la creciente población y el desarrollo de la infraestructura urbana están invadiendo el hábitat natural de este felino. Para contribuir a paliar estos efectos, los expertos conservacionistas planean llevar a cabo un proyecto de investigación acerca de los hábitos de los leopardos de las nieves en los entornos urbanos.

“Nuestro objetivo es crear una sociedad de mentalidad positiva que apoye la preservación del símbolo viviente de nuestra ciudad -afirma Alexei Grachev, del Instituto de Zoología de Kazajstán / WWB- Necesitamos alinear los inevitables procesos de urbanización con las necesidades de esta especie icónica y el ecosistema en su conjunto.

En 18 meses, el proyecto coordinado de estas organizaciones a través de la iniciativa SOS Asia Central movilizó hasta 220.000 euros destinados a las mejoras de los hábitats de estas especies.

Fuente: Sergio Alcalde / National Geographic,

Artículo de referencia: https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/mision-salvar-leopardo-nieves_15889,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de