Científicos del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Museu Nacional de Rio de Janeiro y Universidad de Sevilla han descubierto dos nuevas especies de briozoos en los volcanes de fango del golfo de Cádiz, en el marco del proyecto LIFE INTEMARES.

El grupo de investigadores liderado por Laís V. Ramalho, Carlos M. López-Fé, Ángel Mateo Ramírez y José Luis Rueda han bautizado a uno de los briozoos con el nombre Microporella funbio, en homenaje a la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico “por su importante labor en la protección del patrimonio natural”.

La otra especie descubierta, ha sido nombrada como Antropora gemarita, en alusión al Grupo de investigación Geociencias Marinas del IEO. Las profundidades de los espacios marinos protegidos en España esconden una diversidad de especies valiosas que, gracias a las investigaciones científicas, empiezan a salir a la luz.

Especies

Estos pequeños invertebrados acuáticos ejercen un importante papel en el ecosistema marino. Los briozoos son una pieza de la cadena alimentaria en diversos ecosistemas marinos. Estrellas de mar, erizos, moluscos y peces se nutren de ellos.

Además, son bioconstructores de hábitats al crear estructuras carbonatadas junto a otros organismos, principalmente en arrecifes. También tienen la capacidad de depositar carbonato de calcio en el ambiente, formando microhábitats que sirven de refugio para poliquetos, pequeños crustáceos, e incluso, peces.

Sus beneficios también se están analizando en el ámbito de la salud. Recientes estudios han demostrado que algunas especies de briozoos marinos son excelentes fuentes de substancias de interés farmacológico.

Ambas especies descubiertas forman colonias de numerosos individuos, llamados zooides, y se reproducen a través de la formación de larvas nadadoras, que pueden circular por áreas alejadas de la habitada por sus progenitores, por lo que pueden colonizar nuevas áreas con características ambientales parecidas.

Hábitats de alto valor ecológico

Los briozoos descubiertos se han hallado en el volcán de fango Gazul, uno de los que presenta una mayor biodiversidad en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Volcanes de fango del golfo de Cádiz. Este espacio marino protegido alberga hábitats de alto valor ecológico, como arrecifes de corales de aguas frías y agregaciones de grandes esponjas.

En este LIC se han encontrado anteriormente numerosas especies nuevas para la ciencia, como esponjas y moluscos, así como una treintena de briozoos, entre los que se encuentra otra especie nueva llamada Reteporella victori, en honor al científico Víctor Díaz del Río, que realizó importantes investigaciones en estos volcanes de fango.

Gran esfuerzo en investigación

Estas nuevas especies de briozoos se recolectaron en el marco del proyecto previo LIFE+ INDEMARES (2009-2014), en el que se declararon 49 áreas marinas protegidas.

El estudio de estos pequeños invertebrados ha sido posible gracias al proyecto actual LIFE INTEMARES, que avanza hacia un mejor conocimiento de estas áreas marinas protegidas, así como a un cambio de modelo de gestión eficaz de los espacios marinos de la Red Natura 2000, con la participación activa de los sectores implicados y con la investigación como herramientas básicas para la toma de decisiones.

La Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico coordina este proyecto integrado, en el que participan como socios la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del propio ministerio, el IEO, CEPESCA, SEO/BirdLife y WWF-España. Cuenta con la contribución financiera del programa LIFE de la Unión Europea, entre otras fuentes de financiación.

Fuente: Fundación Biodiversidad,

Artículo de referencia: https://fundacion-biodiversidad.es/es/prensa/actualidad/microporella-funbio-nombre-de-una-nueva-especie-descubierta-en-el-golfo-de-cadiz,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de