Después de años hablando sobre el potencial de la eólica marina en España, tanto el IDAE como el gobierno están trabajando en la Hoja de Ruta de las energías del mar.

Según ha explicado Sagrario Arrieta, coordinadora de área de la Subdirección General para la protección del mar del Ministerio para la Transición Ecológica, en el webinar ‘La nueva Ordenación que permitirá el desarrollo de la Eólica Marina en España’ organizado por la patronal eólica AEE, «se están elaborando cinco propuestas de Planes de Ordenación del Espacio Marítimo (POEM) y podemos decir que ya tenemos más que identificadas las zonas con más potencial eólico que más les podría interesar al sector».

«Es el momento idóneo para su desarrollo porque están alineadas las razones económicas, tecnológicas y medioambientales. El 92% de las áreas se encuentra a profundidades superiores a los 50 metros de la tecnología offshore actual, pero los nuevos conceptos flotantes se adaptan muy bien», ha añadido Juan Ramón Ayuso, jefe del Departamento Eólico del IDAE, «y además la marina supera las 4.000 horas equivalentes e incluso en muchos casos con cifras mucho mayores».

Transición Ecológica está trabajando en estos cinco planes que debe aprobar el Real Decreto, y por tanto serán vinculantes.

«Así aparece recogido en el marco normativo del RD 363/2017 de ordenación del espacio marítimo, que define cómo debe llevarse a cabo esa ordenación y su filosofía es la percepción de que la economía azul tiene un alto potencial pero que debe evitar conflictos con otras actividades y usos de ese espacio marítimo. Por eso, en ese sentido debemos elaborar cinco planes de demarcación marinas que está previsto que se revisen cada seis años, estudiando si hay nuevas actividades y usos humanos en la medida de lo posible para determinar un desarrollo ordenado».

Energía eólica marina

«Hay que hacer un diagnóstico inicial: cuáles son las zonas con usos y actividades existentes y su distribución espacial, para poder detectar las que no están utilizadas y aquellas con ciertos usos y actividades prohibidas (según regulaciones de pesca, navegación, zonas naturales protegidas)», ha puntualizado la responsable del Ministerio, «hasta ahora no se había puesto sobre la mesa este mapa».

«Por el momento, hay sectores que han identificado de manera detallada cuáles son sus áreas prioritarias, es el caso del sector de la acuicultura y otros que tienen proyección de futuro pero no han hecho un análisis detallado de cuáles son sus áreas óptimas, como es el caso de la eólica marina, por eso es necesario el plan».

A principios de año lanzaron su correspondiente Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) además del documento nacional estratégico. «El plazo administrativo para finalizar ese EAE era en marzo, pero con la COVID-19 no se ha podido cerrar por el estado de alarma, por lo que se mantiene el periodo de consulta», ha señalado Arrieta.

Otro de los documentos que sigue en consulta pública es la Hoja de Ruta Eólica Marina y Energías del Mar por las mismas razones, cuyo objetivo es recabar la opinión de los colectivos y entidades interesadas sobre el planteamiento y directrices para la adaptación del marco regulatorio sectorial español.

Reuniones bilaterales con las Comunidades Autónomas

También a lo largo de este año, se espera que se mantengan reuniones bilaterales con las Comunidades Autónomas, que son competentes para participar en la ordenación de las cinco demarcaciones, «para detectar sensibilidades e intereses de las diferentes tecnologías marinas, pero por la situación que vivimos, serán online».

En la segunda mitad de año, «teníamos pensado organizar talleres participativos pero vemos poco probable hacerlos, y buscaremos alternativas para dar voz y abrir la participación a todos los sectores públicos y privados».

Después de someterse los planes a negociación y a participación pública, después habrá una fase de consultas transfronterizas con países con los que se comparten aguas marinas. Todo este proceso debe finalizar el 31 de marzo de 2021, tal y como marcan las directivas europeas.

Pero ¿debería haber objetivos específicos para eólica marina en el PNIEC? Según el responsable del IDAE, «el PNIEC se va a actualizar periódicamente y por tanto, todavía no se conoce hasta cuándo puede llegar esta tecnología en reducción de costes, sus posibilidades técnicas y su viabilidad económica. Si la Hoja de Ruta puede responder a esta cuestión, podría incluirse en el PNIEC en el futuro».

De hecho, ve viable subastas específicas para esta tecnología pero que deberán definirse en función de sus posibilidades y las necesidades.

«Hay que enfocar al regulador en la adaptación de las herramientas que tiene para desarrollar de una manera ordenada el potencial de la eólica marina. La Estrategia Europea de Crecimiento Azul estima que en 2030 esta tecnología representará el 14% de la demanda eléctrica de la UE, y que tiene un potencial de generar unos 300.000 empleos en la UE», ha concluido Ayuso.

Fuente: Laura Ojea / El Periódico de la Energía,

Artículo de referencia: https://elperiodicodelaenergia.com/el-gobierno-pone-fecha-para-el-desarrollo-de-la-eolica-marina-en-espana-el-31-de-marzo-de-2021/,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de