PIXABAY

Chirridos, burbujeos, gruñidos… ¿Qué suena en el seno de un arrecife coralino? Tim Lamont, investigador del departamento de Biociencias de la Universidad de Exeter y autor principal de un estudio titulado The sound of recovery: Coral reef restoration success is detectable in the soundscape, lo sabe perfectamente.

Lamont es uno de los artífices de un proyecto en que se están cultivando miles de metros cuadrados de coral en arrecifes desaparecidos. Llevado a cabo en las aguas de las islas indonesias de Badi Bontosua, en solo 3 años se ha podido comprobar que la iniciativa está cosechando grandes éxitos. Sin embargo, “los proyectos de restauración pueden tener éxito en el cultivo de coral, pero eso es solo una parte del ecosistema”, afirma el investigador, el cual se dedica a escuchar los sonidos del mar para conocer aún más sobre el estado de salud real de estos ecosistemas.

El sonido de la recuperación del arrecife

“Anteriormente no estaba claro si estos nuevos corales revivirían todo el ecosistema de arrecifes”, continúa Lamont. “Sin embargo ahora estos sonidos, muchos de los cuales nunca se han registrado antes, se pueden emplear junto a observaciones visuales para monitorear su estado de salud real”, añade.

Así, el estudio, publicado recientemente en la revista Journal of Applyed Ecology, proporciona una clara evidencia de que la restauración también funciona para las demás criaturas del arrecife. “Al escuchar los arrecifes, hemos documentado el regreso de una diversa gama de animales”, expresa el investigador.

“Algunos de los sonidos que grabamos son realmente extraños y nuevos para nosotros los científicos”, añade por su parte el profesor de la Universidad de Bristol, Stephen D. Simpson, coautor del estudio. “Todavía tenemos mucho que aprender sobre lo que significan todos estos sonidos y los animales que los están produciendo, pero por el momento es increíble escuchar cómo el ecosistema vuelve a la vida”.

Los paisajes sonoros de los arrecifes restaurados difieren de los de los arrecifes saludables, no obstante, la diversidad de sonidos que envuelve al ecosistema muestran hoy un medio saludable y funcional. Esto proporciona una clara evidencia de que la instalación hace 3 años de los llamados “reef stars”, unos marcos metálicos hexagonales sembrados con coral, han impulsado el rápido crecimiento de los corales y, en último término, la reactivación del ecosistema.

“Hemos restaurado y monitoreando estos arrecifes durante muchos años. Ahora es fascinante ver como nuestro trabajo está ayudando a que los arrecifes vuelvan a la vida”, expresa Mochyudho Prasetya, de la organización Mars Coral Reef Restoration Project, la cual ha llevado a término la repoblación.

Autosostenible

“Cuando el paisaje sonoro vuelve como lo ha hecho en esta ocasión, el arrecife tiene más posibilidades de volverse autosostenible, ya que esos sonidos atraen a cada vez más animales que mantienen y diversifican las poblaciones de arrecife”, afirma por su parte el profesor David Smith, científico marino jefe de Mars Incorporated también involucrado en el proyecto.

“Sin embargo, si no abordamos estos problemas de un modo más amplio, las condiciones de los arrecifes se volverán cada vez más hostiles y, finalmente, la restauración se volverá imposible”, añade Lamont al ser preguntado por las futuras amenazas como el cambio climático y la contaminación del agua a las que los corales tendrán que hacer frente en el futuro. “Nuestro estudio muestra que la restauración de arrecifes realmente es posible, pero es solo una parte de una solución que también debe incluir una acción rápida sobre el cambio climático y otras amenazas a los arrecifes en todo el mundo”, sentencia.

Fuente: Héctor Rodríguez / National Geographic,

Artículo de referencia: https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/asi-suena-arrecife-coral-resucitado_17623,



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de