Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa, se ha reunido con el president del Govern de les Illes Balears, Francesc Antich, para ponerle al día de los avances del equipo de la organización internacional de conservación marina que está trabajando en el desarrollo de un proyecto para la gestión sostenible de la pesca, tanto profesional como deportiva, en las aguas de las Illes Balears.

El proyecto de Oceana incorpora planes para que entre un 10% y un 20% de las aguas del archipiélago, cuya competencia comparten el gobierno central y el autonómico, sean declaradas Áreas Marinas Protegidas, incluyendo las montañas submarinas con un elevado índice de biodiversidad existentes en la zona. La Convención sobre Diversidad Biológica de las Naciones Unidas obliga a que, para el año 2012, al menos un 10% de los mares esté protegido. En estos momentos sólo un 2% de las aguas que cubren el Promontorio balear hasta los 1.000 metros de profundidad están protegidas, y aun así esta comunidad autónoma es la más avanzada de España en conservación marina.

Según Pastor, la puesta en marcha de un plan de pesca responsable y sostenible y de incremento de áreas protegidas para el archipiélago no solamente supondría un avance en el cumplimiento de las leyes y compromisos internacionales, sino que aumentaría la reputación del mismo como un área donde la calidad ambiental es una prioridad para las instituciones, y a corto plazo permitiría una mayor viabilidad y mayores capturas para la pesca artesanal.

Para ello será imprescindible la eliminación de las artes de pesca destructiva como el arrastre de fondo en la plataforma continental, que llega a los 200 metros de profundidad. El apoyo a la pesca artesanal estará condicionado al cumplimiento estricto, por parte de la misma, de las normativas nacionales y autonómicas en lo que se refiere, por ejemplo, a la dimensión de las artes, declaración de las capturas y comercialización por los cauces estipulados.

En opinión de Oceana, la pesca recreativa tiene también un lugar en la gestión sostenible de los ecosistemas marinos de las Baleares, pero debe estar sometida a un efectivo control de licencias, cuotas de captura y vigilancia.

Xavier Pastor ha manifestado al President Antich: "El relativo buen estado de los ecosistemas marinos baleares y las características sociales de esta comunidad dan la oportunidad a estas islas de convertirse en un punto de referencia, a nivel internacional, de unos fondos marinos protegidos, y de una gestión pesquera responsable y favorable económicamente para el sector".

Pastor opina que la propuesta definitiva que dentro de unos meses harán llegar al Govern cuadra perfectamente con el planteamiento de calidad ambiental en la actividad turística y económica al que Antich suele hacer referencia de cara al futuro.

El dirigente de Oceana ha pedido a Antich que se incremente la presencia de los conservacionistas en las discusiones sobre aspectos relacionados con la pesca profesional y recreativa. "Los recursos marinos vivos no pertenecen exclusivamente a quienes los explotan económicamente, sino que son de todos los ciudadanos", ha afirmado Pastor. "El concepto de "sectores afectados" que utiliza el Govern en sus consultas antes de tomar decisiones sobre la pesca debe ser ampliado al sector conservacionista".

Por ello, Oceana ha manifestado su interés en aportar sus comentarios a la Ley de Pesca que está elaborando el ejecutivo autonómico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de