"Tenemos una sequía muy dura, en algunos territorios espectacularmente intensa, y el Gobierno está analizando la situación actual. Las reservas hídricas no están aún en niveles preocupantes, pero empezamos a tener muchos incendios forestales", ha advertido.

Arias Cañete ha destacado que la ausencia de lluvias incrementa "el riesgo de incendios forestales y la siembra de otoño y los pastizales también se encuentran en una situación muy preocupante", ha apuntado.

El ministro ha puntualizado que, por parte del Gobierno, "se está analizando esta situación" para poner en marcha "mecanismos de apoyo a un sector muy afectado por la sequía", aunque ha señalado que es necesario disponer de una estimación del impacto en todo el territorio español.

"Hay sectores que están apoyados por el sistema de seguros agrarios, España ha desarrollado una política de seguros agrarios muy intensa, pero hay otros sectores donde no existe margen de seguro agrario y tienen más dificultad", ha expuesto.

50 presas más

España debería analizar "ya" la posibilidad de construir "en torno a unas 50" nuevas grandes presas para paliar tanto la sequía, como en la que está entrando España, como para afrontar y gestionar las inundaciones, fenómenos ambos que serán cada vez más recurrentes a causa del cambio climático, según el presidente de la Asociación de Grandes Presas, José Polimón.

Así, ha defendido que el Gobierno central sigue la situación "muy de cerca", a la espera de que "venga un régimen de lluvias pronto" que suavice las condiciones. En todo caso, ha agregado, los equipos del ministerio están trabajando junto con las comunidades autónomas en definir cuáles son los sectores afectados y tomar medidas.

Así, Polimón ha explicado a Europa Press que esta es una de las principales preocupaciones del Comité de Grandes Presas que se reúne periódicamente para analizar la cuestión, en la que consideran que los efectos previstos del cambio climático se van a traducir en más sequías e inundaciones.

Por ello, ha añadido que desde 2008 los expertos subrayan que también es preciso conocer cómo explotar mejor las existentes para poder hacer frente a las sequías. Al mismo tiempo, ha recordado que se tarda unos 20 años desde que se inicia el trámite para construir una presa hasta que se concluye.

"Por eso hay que pensar ya en analizar la cuestión sin ningún temor. Hay que hacer estudios y lo primero a observar son los temas ambientales, es decir cómo reducir los efectos negativos de las presas y como potenciar los efectos positivos de las mismas", ha apostillado.

Además, subraya que desde 2008 se han registrado más inundaciones, pero en la actualidad España está "ante una fuerte sequía", parecida a la de 1983 y que podría ser peor que la "catastrófica de los años 40 del siglo XX", a consecuencia de la irregularidad del clima algo que, según vaticina "se va a agudizar".

El presidente de la Asociación de Grandes Presas ha insistido en que es un "buen momento para el debate sobre cómo aprovechar el agua de las inundaciones" porque la reserva hidráulica está por encima del 60 por ciento.

En este contexto, ha precisado que las opciones para gestionar mejor el agua, tanto en época de sequía como con exceso de lluvia además de embalses y presas son las aguas subterráneas, de las que ha dicho que "en este momento no se pueden explotar más"; la desalación, una opción "cara, pero que es solución para las zonas costeras"; los trasvases, para los que "también se necesita un lugar donde almacenar el agua; o el reciclaje de agua, una opción "medioambientalmente sostenible".

Al mismo tiempo, ha insistido en la importancia de explotar, operar y gestionar muy bien las presas y embalses existentes, como por ejemplo limpiar los embalses de tierra y lodos, que disminuyen la capacidad de los mismos.

Ingenieros de Caminos

Los ingenieros de Caminos, Canales y Puertos también han señalado que la "única manera" de hacer frente a la sequía es tener "más sitio para almacenar" agua, por lo que apuesta por "más huchas" de agua, como pueden ser nuevos embalses o las presas, o los trasvases, al tiempo que ha elogiado la mejora en la concienciación de los consumidores, quienes, a pesar de aumentar, han disminuido su consumo de agua por persona.

En declaraciones a Europa Press, el presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Edelmiro Rúa, confía en que el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, acometa pronto el prometido Pacto Nacional del Agua, que derive en un Plan Hidrológico Nacional en el que la gestión de las cuencas hidrográficas sea "única" en vez de que cada tramo sea competencia de una comunidad autónoma, como una de las soluciones para paliar la sequía.

Además, subraya que la sequía, "cuando mejor se aborda" es en épocas de abundancia de lluvias y que, por tanto en los últimos años "se ha perdido el tiempo", a pesar de los avances, y ha añadido que si la sequía permanece de aquí a final de año "habría que conseguir una solución".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de